Protege Ley Federal del Trabajo a empleados

Aunque quizá nunca imaginaron que podría aplicarse algún día en México, quienes diseñaron la Ley Federal del Trabajo en México, sí contemplaron un escenario de contingencia sanitaria que llevara a la paralización de los centros laborales.

La legislación vigente establece que en este tipo de escenario lo que procede es la suspensión de la relación de trabajo, más no despido, tiempo en el cual la parte patronal tendrá que pagar un salario mínimo a cada trabajador por cada día de suspensión con límite de 30 días.

El abogado especialista en temas laborales, Joel Germain Blas García del despacho Consulting Busines Group, ubicado en Santa Lucía del Camino, explica que en estos casos los despidos no son justificables y que el salario mínimo es el correspondiente al vigente en cada zona, que para el caso de Oaxaca es de 123.22 pesos, es decir 3 mil 696.6 pesos al mes.

Lo anterior -señala- está regulado en el artículo 42 Bis, 427 fracción VII y 429 fracción X de la Ley Federal del Trabajo.

Apoyo por pérdida de empleo, ¿cuánto y cómo?

Blas García, puntualizó que en aquellos casos en los que se cuente con una Afore, pueden ser sujetos de un apoyo por pérdida de empleo, siempre y cuando se cumplan con ciertos requisitos y tiempos establecidos.

“Estamos hablando de un trabajador debidamente dado de alta en el seguro social quien puede tener acceso a un beneficio por desempleo siempre y cuando se tenga mínimo de tres años cotizando en el seguro social, aunque hay un beneficio mayor para quienes tienen más de cinco de antigüedad”, indicó.

Otro requisito importante es comprobar que fue concluida la relación laboral conforme a la ley. Teniendo lo anterior habrá que presentarse ante el IMSS para solicitar una certificación que avale el número de semanas requeridas.

El detalle -apuntó- es que para continuar con el proceso de trámite se tienen que cumplir 46 días en desempleo para realizar el trámite ante él o la juez.

“La ley nos dice que éste es un apoyo por desempleo, al haber terminado una relación de trabajo la persona tendría que buscar otro empleo, pero si al pasar de 46 días no se ha conseguido, entonces ya se considera tomar de la Afore para dar un pago”.

En éste hay un parámetro de mínimo 30 días y máximo 90, lo anterior dependerá de las políticas y criterios de cada Afore conforme a la antigüedad, días cotizados y salario.