MISCELÁNEA| El señor Juárez, por él mismo

-Al finalizar la primera entrega de nuestra conversación, usted afirmó con gran convicción que “Es imposible, moralmente hablando, que la reacción triunfe”. ¿No puede ocurrir nunca?

-Podrá suceder que alguna vez los poderosos se convengan en levantar la mano sobre un pueblo pobre, oprimido, pero eso lo harán por su interés y conveniencia. Eso será una eventualidad que nunca debe servir de esperanza segura al débil.
-Durante su gestión como gobernador del Estado de Oaxaca, construyó muchos caminos rurales y quizá el más importante, el que va hacia la capital del país.
-Siempre se ha dejado sentir la necesidad de comunicar a la capital del Estado con la de la República por el rumbo de Tehuacán. Aunque contingencias funestas y la insuficiencia de recursos han embarazado la completa la completa conclusión de la parte más sensible del camino, se encuentra bastante adelantado y pronto estará transitable.
-Señor Juárez, usted también ordenó la reconstrucción del Palacio de Gobierno.
-La obra ha tenido adelantos y toda la parte destinada a la Tesorería y Aduana del Estado quedó casi concluida.
-La historia también consigna que durante su mandato se duplicó el número de escuelas en Oaxaca; de las 50 que había en todo el estado, ahora hay 100 o más.
-Graves han sido las dificultades con que ha luchado el gobierno para sistemar la enseñanza primaria en pueblos que jamás habían recibido este precioso bien. El gobierno ha podido dar a este ramo el ser que merece y auxiliado en su empresa por las sabias disposiciones del cuerpo legislativo y el patriotismo de todos los ciudadanos, ha mejorado y aumentado notablemente el número de establecimientos para la educación primaria. Las Escuelas Normales se han establecido también en el partido de Nochixtlán, en el de Ocotlán, en el de Yautepec, Ejutla y en la cabecera y partidos de Villa Alta.
-Son establecimientos donde concurren hombres y mujeres en igualdad de oportunidades y calidad educativa.
-Sí, la instrucción de las mujeres se ha dado en los pueblos del Estado, en los mismos establecimientos que sirven para la de los hombres. Formar a la mujer con todas las recomendaciones que exige su necesaria y elevada misión, es formar el germen fecundo de regeneración y mejora social. Por esto es que su educación jamás debe descuidarse.
-Señor Presidente, también debió atravesar épocas difíciles en se puso en riesgo la seguridad y paz del Estado.
-Para no hacer estériles los sacrificios de nuestros conciudadanos, el gobierno no ha perdonado medio a fin de consolidar la paz y el orden público y de proteger las garantías individuales, usando solo de la acción de las leyes y absteniéndose de toda medida violenta.
-Sin embargo, tuvo que reorganizar la Guardia Nacional para…
- Aunque el gobierno ha expeditado su marcha con solo prevenir la estricta observancia de las leyes, no ha podido obrar de la misma manera respecto de otros obstáculos con que ha tenido que luchar. Convencido de esta verdad me he ocupado con empeño del arreglo de la Guardia Nacional, aunque los cuerpos organizados en el Estado demandan una mejora importante.

-También debió enfrentar una epidemia y evitar su propagación dañina.

-Se estableció una junta compuesta de todos los médicos de la capital para que formase métodos curativos y preservativos, que se repartieron en todo el Estado. Se mandaron medicinas a las poblaciones invadidas y facultativos a Huajuapam, Jamiltepec y Ejutla. En fin, las autoridades todas tomaron cuantas providencias les fueron posibles para salvar a la población.

-Dentro de las características más importantes de sus años de gobierno en Oaxaca, se destaca que usted abolió la tradición de acudir a Catedral el día de su toma de posesión.

-Los gobernantes de la sociedad civil no deben asistir como tales a ninguna ceremonia eclesiástica, si bien como hombres pueden ir a los templos a practicar los actos de devoción que su religión les dicte. Los gobiernos civiles no deben tener religión, porque siendo su deber proteger imparcialmente la libertad que los gobernados tienen de seguir y practicar la religión que gusten adoptar, no llenarían fielmente este deber si fueran sectarios de alguna.

-También disolvió la guardia militar que cuidaba al gobernador y su familia.

-Sí; solo servía para satisfacer la vanidad y la ostentación de los gobernantes tener guardias de fuerza armada en sus casas.

-Y también “otras malas costumbres”…

-La de llevar en las funciones públicas sombreros de una forma especial. Desde que tuve el carácter de gobernador abolí esta costumbre usando sombrero y traje del común de los ciudadanos y viviendo en mi casa sin guardia de soldados y sin aparato de ninguna especia, porque tengo la persuasión de que la respetabilidad del gobernante le viene de la ley y de su recto proceder y no de trajes ni de aparatos militares, propios solo para los reyes de teatro.

-Ciudadano Presidente, en todo México se dice ahora “Lo que el viento a Juárez”, cuando se quiere destacar que una o uno es inmune a amenazas, críticas o situaciones de peligro.

-Hace alusión a una anécdota de mi infancia; esas fueron las horas de mi mayor angustia. Yo se la conté a mi hermano político, José Maza, hermano de mi esposa Margarita y él a Juan de Dios Peza, quien escribió el relato llamado, precisamente, Las horas de mayor angustia de Juárez.

-El actual mandatario del país, dice que usted fue el mejor Presidente de México y que todavía gobierna a través del ejemplo. Gracias señor Presidente por su amabilidad.

 

* N. del E: Todas las respuestas del señor Juárez fueron halladas en “Apuntes para mis hijos” (FCE); “Homenaje a Benito Juárez” (H: Ayuntamiento de Oaxaca 1996/98) y en las “Memorias Administrativas del gobernador de Oaxaca Benito Juárez 1848-1852” (Gobierno del Estado-UABJO; 2007).

 

[email protected]