Apuestan mujeres por economía solidaria

Agrupadas desde hace ya más de dos años en la iniciativa Marchantas, emprendedoras oaxaqueñas apuestan por la economía solidaria y el trueque para hacer frente a la crisis económica derivada de la pandemia del Covid-19.

“La economía solidaria es precisamente eso, fortalecer el consumo local comprando no a las grandes tiendas sino a pequeñas productoras y productores, así como a las tienditas de nuestras colonias”, explicó Nay Aquino propietaria de la cerveza artesanal La Juquileña, integrada en Marchantas iniciativa de mujeres y para mujeres.

La apuesta, además de fomentar el consumo local, es llevar los productos a domicilio para que la ciudadanía cumpla con la recomendación de quedarse en casa durante la pandemia, y a la vez, quienes viven de la venta de sus productos no se queden sin ingresos.

“Hemos visto como a la gente le cuesta trabajo dejar la idea de que, si no es con dinero, no hay cómo vivir, cómo subsistir. La misma gente me ha dicho que lo único que produce es basura y no tiene nada para truequear, y esto no es así”, indicó.

Así, por ejemplo, el producto que ella vende, una parte lo cobra con dinero y la otra en especie ya sea algún producto de la canasta básica o artículos que le pueden ser de utilidad como colores o libros para niños.

Con la ayuda del proyecto Logos Solidarios, las emprendedoras agrupadas en Marchantas realizaron carteles propagandísticos de los productos que expenden entre éstos mermeladas caseras, frutas, verduras y semillas orgánicas, entre otros productos de la canasta básica.

Algunas de las marcas de las emprendedoras son Calabacitas Tiernas con venta de ensaladas, sopas, postres y bebidas, La pitaya, Despensa Xub Maíz (fresas, mix de frutos rojos, limón, naranja, papaya, arándano, café, totopos de maíz azul, garbanzo, pan de caja multigrano), La perdición (mermeladas y chocolates) y Café el Volador, por citar algunos.

Si te interesa conocer cuáles y qué productos ofrecen puedes consultar la página en Facebook de La Juquileña Cervezas Artesanales. 

Finalmente, indicaron que las personas que tienen un sueldo fijo tienen la posibilidad de ayudar a la economía de quienes no lo tienen a través de comprar a las pequeñas productoras.