Reclaman afromexicanas su reconocimiento

En la conmemoración del Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial, mujeres del pueblo negro afromexicano demandaron al Estado mexicano su reconocimiento real y efectivo en la Constitución Política federal, para que se garantice plenamente el ejercicio de sus derechos.

En su representación, la dirigente de la Unidad para el Progreso de Oaxaca (Unproax), Beatriz Amaro Clemente, sostuvo que los avances en favor de la población afromexicana son pocos e insuficientes, pues las acciones efectuadas tanto en lo jurídico, como en lo estadístico, parecen una dádiva y no para resarcir todos los daños causados hacia sus ancestros.

De esta manera, demandó que el artículo dos de la Constitución Política federal diga a la letra “la nación tiene una composición pluricultural sustentada en sus pueblos indígenas y el afromexicano”.

Igualmente, reclamó que se defina el sujeto jurídico, así como un catálogo de derechos específicos acordes a sus necesidades.

Aparte de esto, requirió que la historia oficial del país hable clara y ampliamente de quiénes son y de sus aportes a la nación, para paliar los actos discriminadores y racistas ejercidos en su contra.

Independientemente de ello, exigió que sean contemplados en todos los instrumentos estadísticos oficiales del Estado mexicano, para estar en condiciones de reducir la brecha de desigualdad.

De igual manera, pidió que las mujeres del pueblo negro afromexicano estén representadas en diferentes instancias, principalmente en el Consejo de Instituto Nacional de las Mujeres.

Demandó que se garanticen servicios de salud de calidad en todos los niveles, se elaboren campañas informativas y se brinde orientación sobre los derechos sexuales y reproductivos.

De la misma manera, reclamó que se garantice el acceso a la justicia a las mujeres, adolescentes y niñas afromexicanas en situación de violencia de género, y que se implementen programas de becas, así como cuotas de matrículas en universidades públicas, para abatir los graves rezagos en materia educativa de este sector.

Amaro Clemente dijo que el Estado mexicano debe también respetar el derecho a la consulta y consentimiento libre, previo e informado sobre el uso de las tierras, territorios y recursos de los pueblos y comunidades afromexicanas, a partir del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo.