Personal médico del Istmo, sin equipo contra COVID-19

SALINA CRUZ, Oaxaca.- La pandemia amenaza con extenderse en todos los sectores sociales y para evitar que principalmente médicos y enfermeras que atienden al público en general sean contagiados por este virus que fácilmente se dispersa en el aire y es así como ingresa al organismo humano, deben utilizar diversos aditamentos muy necesarios para dicho personal; sin embargo, en la región no se cuenta con dichos implementos, tal como lo reveló recientemente la delegada sindical del Hospital General de Juchitán. 

La trabajadora del hospital juchiteco, incluso, indicó que ya tenían previsto cierto abasto de insumos para la atención de pacientes con COVID-19, pero adelantó que de presentarse varios casos, no tendrían suficiente y la reserva se agotaría muy rápido. 

De hecho, en toda la entidad apenas y se cuenta con un total de 60 camas de terapia intensiva, servicio que requieren los pacientes a quienes el COVID-19 se les haya complicado. 

En tanto, De la Cruz Castillo abundó que como equipo indispensable, indicó el médico general, los recintos hospitalarios deben tener para su personal batas desechables, mascarillas o cubrebocas N95, lentes de protección ocular y gorros y guantes desechables, gel antibacterial y tanto los que entren en contacto directo como los que no con casos sospechosos deben lavarse constantemente las manos con agua y jabón.

En ese sentido, De la Cruz Castillo, explicó que esto no solo aplica para el COVID-19, sino en sí para todos los tipos de influenza como las de tipo A: AH1N1, H2N2 y H3N2 que han causado epidemias extensas y pandemias; el tipo B, que se ha relacionado pocas veces con epidemias regionales o dispersas y el tipo C tiene relación con casos esporádicos y brotes pequeños.

El no utilizar el equipo antes señalado predispone un riesgo latente y muy alto para los empleados de los servicios de salud de contraer ese tipo de enfermedades virales, por lo que es indispensable contar con ellos, reiteró el médico, no deben actuar sin contar con dicho equipo, sería irresponsable porque se ampliaría la cadena de propagación de la enfermedad, opinó.

Recordó que con la desaparición del Seguro Popular, y la instauración del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), los usuarios de los servicios de salud deben acudir para recibir atención médica con su identificación oficial (INE, licencia de conducir, cédula profesional) y su Clave única de Registro Poblacional (CURP) para poder ser atendidos.

Finalmente, comentó que tienen conocimiento de que el gel antibacterial y cubrebocas se han agotado en tiendas de autoservicio y farmacias, lo que es preocupante, dijo, pero que debe buscarse la forma de cumplir con estas recomendaciones para evitar precisamente la propagación de la enfermedad.