Pegará sequía a 16 municipios

Con siete municipios con sequía severa, Oaxaca es de las 11 entidades que durante la primera quincena de marzo aglutina el 8 por ciento de los 84 municipios del país en esta categoría.

El jefe del área de meteorología del Organismo de Cuenca Pacífico Sur de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Julio Salazar Falfan, precisó que es la región del Istmo de Tehuantepec, sobre todo la zona norte, la que más resiente la sequía en Oaxaca.

Asunción Ixtaltepec, Barrio de la Soledad, Matías Romero, San Juan Guichicovi, San Miguel Chimalapas, Santa María Chimalapas y Santa María Peta son los siete municipios que de acuerdo con el Monitor de Sequía de la Conagua mantienen el estatus de sequía severa o D2.

Existen además otros nueve municipios que con sequía moderada o D1: Ciudad Ixtepec, Guevea de Humboldt, Santiago Niltepec, San Juan Mazatlán, Santa Maria Guinagati, Santiago Lachiguiri, Santiago Laollaga, Santo Domingo Ingenio y Santo Domingo Peta.

En total son 16 municipios con algún grado de sequía, uno menos a diferencia que el monitoreo de sequía al corte del 29 de febrero, porque Santo Domingo Chihuitán pasó de la categoría D1 y se incorporó a los 167 municipios que en Oaxaca son anormalmente secos.

En ese estatus en el país suman 802 municipios, otros 227 en categoría D1, 84 en D2 y 37 en D3 o sequía extrema, distribuidos en siete entidades, pero principalmente en San Luis Potosí.

Río atmosférico

Durante la primera quincena de marzo, desde Coahuila hasta el centro del país y zonas puntuales de Jalisco, Guerrero, Oaxaca y Chiapas se beneficiaron de un evento conocido como “río atmosférico” por  el paso de dos sistemas frontales 42 y 44, con precipitaciones por arriba de lo normal.

Será para abril cuando el estiaje eleve su severidad. Si normalmente llueven en promedio 22 milímetros que se concentran en la Cuenca, Sierra Norte, Cañada y parte norte del Istmo, habrá un déficit del cinco a 10 por ciento.

En comparación con el año pasado la ausencia de lluvias no ha sido tan cruda, lo que ha permitido que la presa Presidente Benito Juárez se mantenga al 58 por ciento de su capacidad.

“Es un buen almacenamiento en comparación con el 2019 que tenía entre el 48 y 50 por ciento durante marzo, de alguna manera garantiza que los usuarios del Distrito 019 de riego y la Refinería Antonio Dovalí Jaime tenga garantizado el líquido hasta el mes de junio”, estimó.