Albergue envía a adultos mayores a sus hogares

Archivo NoticiasArchivo Noticias

Como medida preventiva, adultos mayores con familiares fueron enviados a sus hogares

TUXTEPEC, Oax.-El albergue para el adulto mayor “Celsa Aguirre Viuda de Bravo” extremó precauciones para evitar algún brote o contagio al interior, que llegue a afectar a su población, ya que es un sector vulnerable al COVID-19.
Guadalupe Castillejos Matus, directora del albergue que se ubica en el municipio de Tuxtepec, explicó que por la tasa de mortalidad  que se observó en otros países donde se  afecta principalmente a los adultos mayores, comenzaron a aplicar algunas restricciones.
El primer plan que se implementó al interior fue la prohibición de visitas, con el objetivo de que los internos no tengan contacto con alguna persona que pudiera ser portador del COVID.
Posterior a esto, recibieron indicaciones del área de atención geriátrica  del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam) para que todo aquel adulto mayor que cuente con familiares fueran regresados a sus casas. “Con esto lo que se trata de evitar los contagios masivos”.
De acuerdo con la directora al implementar esta medida se encontraron con muchas renuencia por parte de algunos familiares que no estaban de acuerdo en asumir la responsabilidad de su adulto mayor.
El albergue cuenta con un total de 31 personas, de estas 10 no cuentan con familiares y dos sus familias no cuentan con la capacidad de brindarles los cuidados, el resto ya regresaron a sus casas, esto hasta que pasa la contingencia por el coronavirus.
De igual forma redujeron su personal, retirando a aquellas personas que se encuentran dentro del cuadro de riesgo, como personas diabéticas o embarazadas.
Mientras que el personal que se quedó activo se apega a las medidas de prevención, como el uso de desinfectante en todas las áreas, el uso de gel antibacterial en ellos, el cambio de ropa al ingresar al albergue y evitar la presencia de más de tres personas en un lugar reducido.
Castillejos Matus acotó que en caso de que las autoridades llamen a extremar las medidas, el personal se quedaría en cuarentena junto con los adultos mayores con el objetivo de no ser un riesgo para los adultos mayores.