“China Yodo”, un refugio para mujeres indígenas

JUCHITÁN, Oaxaca.- El único refugio indígena de mujeres en situación de violencia extrema en Oaxaca continúa brindando sus servicios a su máxima capacidad, operado por el Grupo de Mujeres 8 de marzo A. C.

Se trata del Refugio Regional de Mujeres Indígenas “China Yodo”, el número dos en el país, que ante la alerta sanitaria por el COVID-19, en su fase dos, ha redoblado esfuerzos para seguir funcionando a favor de las mujeres violentadas, ante el incremento de la violencia a nivel nacional y estatal.

En este espacio, las mujeres reciben un trato digno y de manera multidisciplinaria, servicios de atención legal, médica, psicopedagógica, psicológica, área productiva y trabajo social; así como alimentos, vestido, calzado y educación.

A pesar de que el Refugio opera sin recursos, pues hasta esta fecha todavía no se publica la Convocatoria Publica 2020, para la asignación de subsidios a los refugios, no significa que no se atenderá a las mujeres, sus hijas e hijos en situación de violencia extrema que requieren de los servicios de la asociación, informó Natalia Sicarú Torres González, representante legal de esta institución.

Por su parte, la directora del Refugio, Belegui López Blas, informó el Comité de Expertas del Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belem do Pará (MESECVI), emitió algunas medidas necesarias para coadyuvar en la prevención y atención de la violencia contra las mujeres y sus hijos e hijas durante esta fase de la pandemia de COVID-19.

Destacan el fortalecimiento de los refugios y albergues para la atención digna de las mujeres, las niñas y los niños; el establecimiento de medidas de reacción inmediata para la atención eficaz de las denuncias y casos de violencia de género; fortalecimiento de las medidas de protección para las mujeres, niñas y niños en riesgo.

Para la fundadora de la asociación, Rogelia González Luis, la situación de la violencia se ha incrementado y los espacios de atención multidisciplinaria están a su máxima capacidad.

“Las mujeres indígenas están pasando por diversas situaciones de violencia que ponen en riesgo extremo su vida, teniendo que salir de sus comunidades para salvaguardar su vida y las de sus hijas e hijos”.

De igual forma, asegura que la situación de la emergencia sanitaria está repercutiendo seriamente en la vida de las mujeres, por lo que estas medidas también se aplicarán en el Centro de Apoyo y Atención a la Mujer Istmea (CAAMI) ubicado en la Calle Biguia, No. 11, en la Colonia Rodrigo Carrasco López.

Los servicios de atención a las mujeres se ofrecen en un horario de 09:00 a 16:00 horas de lunes a viernes y de 09:00 a 14:00 horas los días sábados.

Las citas y consultas las pueden solicitar al número de emergencia 9712812079 y por WhatsApp al número del CAAMI 9711795050.

De igual modo, a través de las plataformas tecnológicas de Facebook en las páginas “CAAMI Rosario Ibarra de Piedra” y “Grupo de Mujeres 8 de marzo A. C.”.