Oleada de desempleo en la capital de Oaxaca

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

El restaurante en el que trabajaba no aguantó a concluir la quincena. Hace un par de días reunieron a toda la plantilla laboral para indicarles que cerrarían de manera indefinida. Casi 20 personas se quedaron sin empleo.

“Prácticamente nos dijeron que es un receso, no nos despidieron, pero nos mandaron a nuestras casas sin goce de sueldo. Para nosotros la contingencia empezó desde la semana pasada. La gente dejó de salir”, expresa una de las personas que laboraban en el establecimiento ubicado en la colonia Reforma.

Para las personas despedidas y sus familias, la preocupación por el contagio al coronavirus pasó a segundo término, ahora, lo principal es saber cómo van a obtener recursos para sobrevivir, pues si bien la mayoría estaba empleada de manera formal no recibieron ningún tipo de gratificación o compensación por el periodo que no estarán laborando por razones ajenas a ellos y ellas.

“Tenemos mucha preocupación a enfermarnos, pero nuestra mayor preocupación se ha vuelto saber cómo le vamos a hacer en los siguientes días”, expresa. Con el dinero que recibió por los días trabajados compró despensa. No será suficiente ni para una quincena y mucho menos para el pago de luz y agua, como servicios más importantes.

No es la única empresa que hizo recorte de personal sin una liquidación de por medio, decenas comenzaron a ser despedidas a finales de la semana pasada, principalmente de los giros ligados a la actividad turística como bares, restaurantes y hoteles, pero también en tiendas departamentales, cines, gimnasios y zapaterías. El golpe más fuerte se observará al concluir esta quincena por el cierre de manera indefinida de grandes hoteles como el Fiesta Americana, quien ya lo anunció a su personal.

La búsqueda de otro empleo tampoco es viable dado que, en medio de la contingencia sanitaria, nadie está pensando en contratar. “Tenemos la preocupación de saber si nuestro trabajo va a seguir o no. Viene esa parte de decir ¿en dónde busco trabajo? Y empieza todo otra vez de nuevo”, señala otra persona despedida de un restaurante ubicado cerca del paseo Juárez El Llano.

Paralelo al anuncio de ingreso a la fase 2 de la contingencia, realizado por el gobierno federal, los establecimientos de las dos principales zonas comerciales de la capital quedaron vacíos, un 60 por ciento, quizá, cerrados completamente. Quienes continúan laborando y se expandieron sobre toda la zona del zócalo, fueron los vendedores ambulantes.

Hasta este momento, el gobierno del estado y municipal no han anunciado algún plan de atención a la población que cayó en el desempleo producto de la contingencia sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Estimaciones hechas por la directora del Centro de Análisis Económico del Tec de Monterrey, Leticia Armenta Fraire, indican que la pandemia del coronavirus hará que se pierdan 600 mil empleos formales en México durante este año.