Aleja coronavirus al turismo y a las ventas

“Pues toda esta situación se debe a esto que está del coronavirus y a las órdenes de las autoridades que nos dijeron que teníamos que cerrar; pero, pues imagínese, si de por sí está baja la venta, ahora si cerramos…”, comenta con voz baja y con una ligera muestra de tristeza la señora Rosa María Aparicio, tesorera del mercado de artesanías José Perfecto García.

Ella, asegura, lleva ya varios años vendiendo en este inmueble ubicado en la calle de J.P. García del centro de la capital oaxaqueña. Sin embargo, a lo largo de ese tiempo no había visto tan mermada la situación.

“Estimando, yo creo que sí hemos dejado de vender como el 40 % de lo que normalmente vendíamos; yo, en mi caso, sí he notado una baja”, comenta mientras mira los pasillos del edificio vacíos. De igual forma, atribuye al día de la semana el hecho de que no haya mucha gente; “es lunes, quizá también por eso”, dice.

Sin embargo, es sabido que autoridades de los tres niveles emitieron recomendaciones para evitar todos los lugares en donde se registre alta concurrencia y aglomeración de gente, además de que también sugieren mantenerse aislados en casa.

Baja afluencia de visitantes

Eso, aunado a la cancelación de eventos masivos, vuelos, fiestas de la Semana Santa y algunas otras actividades culturales, tiene al turismo en vilo, pues la llegada de visitantes extranjeros y nacionales a la entidad bajó hasta en un 60 %, según reportaron algunos hoteles y aerolíneas. Cabe señalar que el turismo es una de las principales fuentes generadoras de ingresos para los artesanos.

Textileros, zapateros y fabricantes de alebrijes o de piezas de barro, se han visto afectados en mercados como el José Perfecto García, el 20 de Noviembre y el Benito Juárez, inmuebles en donde los recuerdos, las prendas típicas y las piezas decorativas abrieron paso a los insumos para combatir el COVID-19.

“Nos dieron indicaciones para prevenir, para estar limpios, como tener cubrebocas, lavarse las manos constantemente y aplicarnos el gel, nosotros y los clientes”, asegura la señora Aparicio, que además busca transmitir el buen mensaje de la prevención a los pocos clientes que en estos días le llegan.

“No tenemos que hacer oídos sordos a las indicaciones del gobierno”, recomendó.

Mantienen optimismo                            

Pese a la situación angustiante que azota a los locatarios de los mercados de la capital, la esperanza de salir adelante se mantiene y la confianza es, dice la tesorera, algo que no se puede perder en estos momentos.

“De esto vivimos y ahora sí que tenemos que venir y vender aunque sea poquito, que caiga pues algo, porque pues todos vamos al día”, señaló.

Los pasillos lucen desiertos y muchos locales están cerrados, pues sus propietarios se han sumado a las distintas iniciativas que recomiendan permanecer en casa para evitar un contagio o propagación de la epidemia conocida comúnmente como coronavirus.

Hasta ahora, en Oaxaca se tiene registro de tres casos confirmados como portadores de COVID-19, por lo cual el gobierno estatal ha emitido recomendaciones para salvaguardar la integridad de la ciudadanía.

Sin embargo, la medida, pese a que busca prevenir una propagación del virus, dejó sin trabajo a muchas personas. Aún así, asegura la señora Rosa María, para quienes van al día, no queda de otra.