Prevé SSO 10 mil contagios de COVID-19

A lo largo del brote epidémico de COVID-19, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) estiman una “tasa de ataque” de entre 8 mil 255 a 10 mil contagios, de los cuales 347 podrían ser pacientes que enfrenten complicaciones “muy graves” y requieran atención en terapia intensiva.

En entrevista, el titular de los SSO, Donato Casas Escamilla, aclaró que esas proyecciones dependen de las medidas de prevención que implemente la ciudadanía y la respuesta a la Jornada Nacional de Sana Distancia que incluye la suspensión de actividades escolares hasta el próximo 20 de abril.

Admitió también que hasta el momento sólo se tienen disponibles 77 camas de terapia intensiva con 20 ventiladores específicos para esta contingencia por el COVID-19, pero “el Gobierno Federal va a mandar más” y en este conteo no se incluyen las áreas de urgencias del IMSS, ISSSTE u otras instituciones de salud.

Dispersión comunitaria

De los tres escenarios que contemplan las autoridades de salud por el COVID-19 en México, la entidad y el resto del país se mantiene en el primero donde los casos se catalogan como de importación viral, es decir de personas que se contagiaron durante un viaje al extranjero.

El segundo escenario es el dispersión comunitaria, cuando hay casos entre personas de la misma comunidad y el último epidémico, cuando en el país los casos se cuenten por miles. 

En el escenario epidémico, que puede presentarse en ocho o doce semanas, se contempla que el 80 por ciento de las personas van a estar en sus casas recuperándose. 

Es el otro 20 por ciento el que va a requerir hospitalización, pero sólo el seis por ciento enfrentará condiciones muy grave que requieran estar en terapia intensiva con un ventilador que les ayude a respirar.

Esa proyección de 10 mil casos de COVID-19 en Oaxaca, de los cuales 600 requerirían cuidados intensivos con un curva epidémica muy alta dependerá de las medidas de prevención.

“Si nosotros tomamos en cuenta el lavado de manos frecuentemente, cubrirse la boca al momento de estornudar o toser, no tocarse la cara o limpiar las superficies” se evitaría un número alto de contagios y su propagación con rapidez.

Los tres casos de COVID-19 que se han confirmado en Oaxaca, dos hombres y una mujer, reportan un estado de salud estable y bajo resguardo domiciliario.

“No hay ninguna vacuna ni medicamento contra el COVID-19, por eso son importantes las medidas de prevención”, entre ellas todas las que forman parte de la Jornada Nacional de Sana Distancia que empezó este lunes e incluye no acudir a eventos masivos o sitios de aglomeración si no es necesario, así como la suspensión de actividades no esenciales.

Al respecto Casas Escamilla consideró que la ciudadanía va acatando estas medidas de prevención, y descartó que por ahora otros nosocomios suspendan la consulta externa o cirugías programadas como lo ha hecho el Hospital General doctor Aurelio Valdivieso desde ayer lunes.