Funcionario oaxaqueño renuncia a su cargo tras ser acusado de distribuir fotos íntimas de mujeres indígenas

Rolando "N" , jefe de plazas en la Dirección de Recursos Humanos del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, renunció a su cargo tras haber sido denunciado por operar en un grupo de WhatsApp donde se distribuían fotografías íntimas de mujeres indígenas.

El instituto Nacional de los Pueblos Indígenas confirmó los hechos los cuales fueron denunciados por la Coordinadora Nacional de Mujeres Indígenas, al asegurar que se trata de un asunto de la espera personal del exfuncionario. 

La Coordinadora manifestó su indignación y reprobación por el grupo de WhatsApp que utilizaban para la difusión de las fotografías llamado "Sierra XXX" cuyo propósito era compartir pornografíá y fotos íntimas, principalente de mujeres mixes (ayuujk) y donde funcionarios del INPI participaban. 

Tras la confirmación de  los hechos, exigieron la investigación del caso de acuerdo al Código Penal de Oaxaca, por el delito de violación a la intimidad sexual y el de violencia digital, establecida en la ley  General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. 

En cuanto al INPI,  exigieron que investigue, corrija y sancione a todos los funcionarios de esa institución que participan en dicho grupo, al tiempo que urgió a implementar un programa sobre violencia de género y nuevas masculinidades en todas las instituciones, desde lo local hasta lo federal.

También solicitaron la intervención de la Secretaría de la Función Pública y de la Fiscalía General de Oaxaca para sancionar administrativa y penalmente, según corresponda, a todos los responsables y partícipes de ese grupo.

En respuesta a la denuncia pública de violencia contra mujeres hecha por una ciudadana a través del programa Mujer y Poder, en que se involucra a un funcionario público del INPI, se informó que fue aceptada la renuncia de Rolando Vásquez Pérez, la cual fue presentada ante la Coordinación General de Administración y Finanzas del INPI, por lo que ha dejado de laborar en esta institución.

Aclaró que los hechos denunciados no representan ni son producto de la política institucional implementada por el Instituto, cuya misión principal es velar por el respeto irrestricto de los derechos fundamentales de los pueblos indígenas y afromexicano, de manera especial, la dignidad de las mujeres.

Además, el INPI se comprometió a reforzar las acciones de sensibilización y capacitación a su personal, para alcanzar el pleno respeto de los derechos de las mujeres, erradicando todo tipo de violencia de género