Tragedia de encuestador del INEGI

La persona que murió junto con dos miembros de su familia al perder el control de su camioneta y chocar contra un árbol, fue identificada legalmente como Jesús Sumano Díaz, de 37 años de edad, quien hace unas semanas se enroló para como encuestador del INEGI.

Como se informó de manera oportuna en la edición de ayer, el aparatoso percance, que cobró la vida a tres personas, ocurrió el jueves aproximadamente a las 19:30 horas en la carretera federal 131 en jurisdicción de San Pablo Huixtepec, Zimatlán.

Jesús conducía su camioneta Ford Explorer color verde con placas de circulación TLH-1307 de Oaxaca y circulaba cerca de la unidad deportiva de ese lugar, ya que al parecer se dirigía a su domicilio ubicado en en barrio San Antonio de ese mismo municipio.

Al parecer por el exceso de velocidad, Jesús perdió el control y se impactó contra un árbol, porque lo él y sus acompañantes resultaron prensados y sufrieron lesiones graves.

 

Confirman muerte del conductor

Paramédicos de Zimatlán se trasladaron al lugar y confirmaron que Jesús ya  había fallecido al presentar múltiples fracturas, mientras que el niño Alonso J. S.,  de 3 años y Jamiret G. M. de 35 años, de edad fueron llevados de emergencia al hospital general de San Pablo Huixtepec.

Lamentablemente el menor y la mujer fallecieron cuando apenas ingresaban al hospital, por lo cual el personal médico dio intervención a elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) para las diligencias de ley.

Familiares de los fallecidos lamentaron el percance y recordaron a Jesús como un hombre trabajador y responsable.

Mencionaron que éste se desempeñaba como maestro albañil pero hace unas semanas decidió enrolarse en las filas del INEGI para participar en el censo.

Con relación a los hechos se inició la carpeta de investigación correspondiente por el delito de homicidio en contra de quien o quienes resulten responsables.