Juárez, a 214 años de su natalicio

En 1806 nace en Guelatao, Oaxaca, Benito Juárez, quien tendría una vida sorprendente y una carrera política inusitada que arrancó después de terminar la carrera de Derecho en el Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca, lo que sería después la UABJO. 

Nadie hubiera podido anticipar que aquel indígena zapoteco que primero estudió en el Seminario de la Santa Cruz, en Oaxaca, y que pudo ser sacerdote, llegaría a ser presidente de la República en siete periodos distintos, ni el impacto que tendría en la vida política y social del país siendo impulsor de la promulgación de las Leyes de Reforma que separaban al estado del clero, además que su gobierno enfrentó dos invasiones extranjeras, con Francia a la cabeza en ambas. 

Carrera política

Con escasos 26 años, fue nombrado regidor del Ayuntamiento de Oaxaca en 1831 y para 1833 ya era diputado local. En 1841 fue juez de lo civil y al ser derrocado de la Presidencia el general Mariano Paredes Arrillaga, resultó electo diputado federal. 

Juárez ocupó por poco tiempo la gubernatura del estado de Oaxaca tras la renuncia de José Simeón Artega. Después se presentó como candidato al siguiente periodo y resultó electo para el periodo de 1848 a 1852. 

Su ideología liberal le traería problemas con la vuelta a la presidencia de Antonio López de Santa Anna, quien mandó a apresarlo en el fuerte de San Juan de Ulúa. Después fue desterrado a La Habana, Cuba, y de ahí lo deportaron a Nueva Orleans, Estados Unidos, en octubre de 1853.

Juárez se reunió con otros desterrados mexicanos, sufrió las consecuencias del clima insalubre y enfermó de vómito negro. 

En 1855, Santa Anna fue depuesto y su lugar como presidente fue ocupado por Juan Álvarez y Comonfort, quien nombró al zapoteco ministro de justicia. 

Para noviembre de 1855 se expide la ley sobre administración de justicia, llamada Ley Juárez, impulsada por el propio oaxaqueño en la que se abolían los fueros. El 10 de enero de 1856 asumió nuevamente como gobernador de Oaxaca. 

Sus disposiciones legislativas, que inspiraron a la Constitución de 1857, de tipo liberal, motivaron la reacción de los conservadores, quienes se pronunciaron en contra a través del plan de Tacubaya, en 1858.

El militar Ignacio Comonfort pactó con ellos, dio un golpe de Estado y encarceló a Juárez, lo cual fue el detonante de la Guerra de Reforma, de 1858 hasta 1860.

El plan de Tacubaya fue un pronunciamiento conservador por el gobernador del Distrito Federal de México, Juan José Baz, y el general conservador mexicano Félix María Zuloaga, el 17 de diciembre de 1857. Este tratado le daba al entonces presidente de la República, Ignacio Comonfort, facultades omnímodas y planteaba derrocar la Constitución de 1857.

Como presidente de la Corte Suprema de Justicia, Juárez se convirtió en el presidente legítimo de acuerdo con la Constitución.

Presionado por sus enemigos, se refugió en Panamá, pero regresó en mayo de 1858 para establecer su gobierno en Veracruz. Desde allí expidió las Leyes de Reforma y proclamó una Constitución más radical que la anterior.
Durante 1859 su gobierno fue reconocido por EU y, con su ayuda, los liberales derrotaron finalmente a los conservadores en 1860.

Invasión francesa

El ejército francés ocupó Veracruz en 1862 iniciando la Guerra de Intervención Francesa apoyada por grupos conservadores de México, incluyendo el clero, quienes deseaban instaurar una monarquía.

Tras diversas batallas, los franceses logran avanzar por el territorio mexicano y toman Puebla en 1863, por lo que Juárez abandona la Ciudad de México. 

Gobierno a distancia

El 14 de agosto de 1865, junto con un pequeño grupo de soldados y colaboradores llega a Paso del Norte, actualmente Ciudad Juárez, Chihuahua, en la frontera con Estados Unidos.

Desde Paso del Norte establecería su gobierno y encabezaría la resistencia contra los franceses y conservadores que apoyaban el Imperio de Maximiliano de Habsburgo.
Durante dos años, Chihuahua fue la sede del gobierno republicano y centro de resistencia en la lucha contra la intervención francesa. 

Maximiliano perdió el apoyo de Napoleón III de Francia y en diciembre de 1866, el ejército francés abandonó el país. Juárez regresó a la Ciudad de México y reordenó su gobierno. Posteriormente, el emperador Maximiliano y sus incondicionales son capturados y fusilados en el Cerro de las Campanas,  Querétaro, en 1867. 

Juárez restauró finalmente la República federal, dio vigencia a las leyes de Reforma y pacificó a la nación. 

El presidente falleció en 1872, ante lo cual el Congreso mexicano lo declaró Benemérito de la Patria y de las Américas.