Sindicalizados se van de vacaciones

Alrededor de mil 500 agremiados a los cinco sindicatos pertenecientes al municipio capitalino tomaron un receso laboral a partir de este jueves, esto como medida preventiva ante la contingencia a causa del COVID-19.

Lo anterior fue presentado en la sesión de Cabildo del pasado miércoles en un punto de acuerdo aprobado en su mayoría por los concejales, que de acuerdo con el municipio se reanudarán labores “una vez que las autoridades competentes en la material decreten el fin de la eventualidad”.

Durante la sesión, que se llevó a cabo sin acceso al público, el presidente municipal, Oswaldo García Jarquín, explicó que esta medida es para evitar aglomeraciones en las instalaciones municipales.

Agregó que estas acciones fueron tomadas ya que por ley no pueden cerrar el municipio, por lo que espera que se mantengan en aislamiento.

“Les hemos insistido que actúen con responsabilidad; no son vacaciones”, enfatizó.

Cabe destacar que las áreas operativas de la administración como son los servicios de seguridad pública y limpia continuarán laborando al 100 por ciento en su totalidad.

Hasta el momento, el personal de contrato y de confianza continúan presentándose a las oficinas tomando las medidas preventivas como el uso de gel y revisiones al entrar a los 34 recintos que componen el municipio capitalino.

No obstante, el edil capitalino no descartó la posibilidad de que “paulatinamente si tenemos que incrementar el número de colaboradores no sindicalizados, tendremos que hacerlo”.

De acuerdo con el personal del municipio capitalino, se continúan brindando servicios en las 34 oficinas que lo componen, principalmente las cajas recaudadoras.