Amenazan bloquear accesos a Oaxaca

Organizaciones civiles marcharon ayer en la ciudad y amagaron con bloquear este día los accesos a Oaxaca de Juárez. Se instalaron en plantón en el Zócalo, frente al Palacio de Gobierno, para demandar una mesa de diálogo con los gobiernos estatal y federal y así sean atendidos sus reclamos, principalmente de justicia por feminicidios y exclusión social.

Los manifestantes, pertenecientes a diferentes organizaciones aglutinadas en la Asamblea de Pueblos en Defensa del Territorio, la Educación Pública, Gratuita y los Derechos Humanos, después de arribar en más de una decena de autobuses, bloquearon vialidades en los alrededores del Monumento a la Madre, para después salir en marcha hacia el centro de la ciudad.

Por la tarde cerraron avenida Independencia. Por la noche bloquearon la Casa Oficial y calles aledañas por dos horas hasta que llegó policía antimotines y se replegaron pacíficamente sin confrontación.

Jaquelina López Almazán, vocera del Comité de Defensa de los Derechos del Pueblo (Codep), informó que recurrieron a la protesta y al plantón porque sus demandas no se han atendido desde hace más de dos años.

“Por eso, estaremos aquí los días necesarios”, asentó.

Explicó que el principal reclamo es el castigo al feminicidio de Yesenia Sánchez Sam Pablo, integrante de la Asamblea Comunitaria del Poder Popular (ACPP), sucedido el 15 de noviembre de 2017, en San Agustín de las Juntas.

Subrayó que la Fiscalía General del Estado mantiene en la impunidad este delito, a pesar de existir una orden de aprehensión vigente.

“El marido fue quien la mató y anda suelto”, anotó.

Destacó que la Asamblea de Pueblos también demanda castigo a violaciones sexuales de otras compañeras y aclarar los homicidios de varios de sus compañeros.

Destacó que la alianza de organizaciones se trasladará a Ciudad de México en una caravana denominada "Las Mujeres Dignas de Oaxaca", para instalarse en un plantón frente al Palacio Nacional.

Convocó a mujeres, hombres, jóvenes, indígenas, mestizos y a quienes tengan el corazón ardiente y la dignidad encendida a incorporarse a la lucha por hacer realidad el sueño de que la Cuarta Transformación llegue a Oaxaca y se termine con la corrupción gubernamental y política, así como para acabar con la corrupción e impunidad en Oaxaca.

“Hasta que la dignidad se haga costumbre, no pararemos”, asentó.