San Mateo Río Hondo, un paraíso en la Sierra Sur

SAN MATEO RÍO HONDO, Miahuatlán, Oaxaca.- En este municipio de la Sierra Sur convergen: productores locales que cosechan aguacate, los que se dedican a la apicultura, los que se abocan a la elaboración de pan de trigo o de platillos elaborados con hongos -cuando es temporada-; quienes crean piezas de carpintería y ebanistería, con enamorados de la comunidad que deciden hacerla su hogar. 

Así han ido surgiendo, a través de los años, proyectos de medicina tradicional, terapias integrales, arteterapia, temazcales o propuestas gastronómicas que fusionan sabores de diversas latitudes para crear en esta comunidad una amalgama de sabores, colores, propuestas, olores y opciones para la sanación.

En esta tierra que tiene varios climas, de frío a cálido en algunas zonas, la oferta ecoturística despunta como lo hace también su popularidad por ser una comunidad tranquila, segura y respetuosa con su entorno. La parroquia está dedicada a San Mateo Apóstol. 

Desde el 2019 presentó su novel Festival del Hongo, debido a la diversidad de hongos silvestres, la cual realizarán nuevamente este año, con su programa de exposiciones, gastronomía, escultura, música, concursos, muestras micológicas y sus caminatas de recolección.

Cabecera distrital, San Mateo Río Hondo se localiza a 155 kilómetros al sur de la capital oaxaqueña; pertenece al distrito de Miahuatlán y se llega ahí luego de un trayecto de tres horas sobre la carretera federal 175.

Prolífico en hongos medicinales y comestibles, así como alucinógenos, San Mateo Río Hondo es un destino que tiene mucho que ofrecer al turismo local, nacional y extranjero. A su plaza llegan vendedores de comunidades cercanas; se puede encontrar zapote negro, pencas de maguey cocidas, mezcal, mermeladas, nopales, pan y otros productos locales. 

Entre algunos de sus atractivos se cuenta con la caída de agua ‘El Campanario’, donde también se puede visitar una inexplorada zona arqueológica. El visitante podrá encontrar café o chocolate para degustar con su tradicional pan serrano o de cuatro picos, el cual es elaborado por gente de la comunidad, en hornos de leña.

Si deseas adentrarte a este destino de la Sierra Sur, que se encuentra a 30 minutos de Miahuatlán, no olvides llevar calzado cómodo para caminar sus senderos, si es que te gusta el senderismo, la tranquilidad y los buenos paisajes; empaca también un rebozo o chamarra para el frío y dispón de un buen apetito para probar su comida típica. Se puede entrar por San José del Pacífico o por Zapotitlán.