Piden justicia para triquis asesinados

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oaxaca.- El pasado 2 de febrero, integrantes del Movimiento Unificador de Lucha Triqui (MULT) se reunieron con el gobernador Alejandro Murat Hinojosa, mismo que se comprometió a que los crímenes que se vivieron en la demarcación Triqui, no quedarán impunes.

Eleazar Ortiz, integrante de la Comisión Política del MULT, refirió que los crímenes que se han vivido en la última década en la zona Triqui en la región Mixteca,  han dejado decenas de víctimas de la violencia, por lo que es urgente que el pacto de paz y concordia que propuso el presidente de la República, Andrés López Obrador, se retome y se firme a la mayor brevedad.

Indicó que todos aquellos que se oponen a la firma de dicho pacto, son quienes en algún momento han generado violencia en esta zona, por lo que se debe de castigar a los responsables de los crímenes que se vivieron en el 2019.

Dijo que es una verdadera pena que gente armada termine con el trabajo de las autoridades, pues recientemente personas hasta ahora desconocidas atacaron a balazos a los representantes populares de la comunidad de Laguna Guadalupe –y aunque no pertenecían a su organización--, estos crímenes pueden ser tomados como de odio, por el simple hecho de pertenecer a un grupo indígena.

Indicó que los triquis mantienen la unidad, pero la violencia que se ha desatado, genera un clima de zozobra, lo cual puede provocar peleas de pueblos y esto es lo que se busca terminar, pues el principal objetivo es que las personas pueden desarrollar sus actividades de manera cotidiana.

“El problema no somos nosotros; los triquis tenemos diferencias, debemos de sentarnos y resolverlas y es que nosotros lo hemos platicado con la encargada de derechos humanos, que lo que se quiere es poder cambiar el panorama; como organización queremos la paz en la región Triqui”, añadió.

Recalcó que hay personas  que han informado que sí se sumarían al pacto de paz, siempre y cuando se cumpla una serie de demandas, mismas que son complicadas y que deben de ser resueltas a través del diálogo, para evitar que no exista más el derramamiento de sangre.

Finalmente especificó que la paz no es negociable y si el desarrollo se da, todo lo demás viene solo.