Accidentes en moto, segunda causa de muerte en Oaxaca

El uso de motocicletas en el estado se ha incrementado en los últimos años, al igual que el número de percances viales protagonizados por éste tipo de unidad de motor, convirtiéndose en la segunda causa de muerte por accidentes viales.

En lo que va del año, tan sólo en la capital se han registrado cuatro fallecimientos de motociclistas, según información de la Subdirección de Tránsito y Movilidad de Oaxaca.

De acuerdo con la dependencia, el 70 por ciento de los accidentes que ocurren en el municipio de Oaxaca de Juárez son por derrapamiento; en 2019 ocurrieron 283 percances que dejaron una cifra de 215 lesionados y 7 muertos.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publica que en 2015 se tenía un registro de 25 mil 579 vehículos de motor particulares en Oaxaca de Juárez, mientras que en 2018 la cifra incrementó a 45 mil 697.

Sin embargo, el promedio anual indica que 3.16 por ciento  de los motociclistas sufrieron un accidente, lo que demuestra que el usuario es vulnerable y de alto riesgo en la seguridad vial. 

Entre las principales causas de accidentes en motocicleta se encuentra el exceso de velocidad, conducir con luces apagadas, poco o nula capacitación de manejo, infraestructura vial inadecuada que dificulta el control del vehículo.

Aunado a esto, para otorgar las licencias de manejo no se aplican exámenes teóricos- prácticos, lo que representa un riesgo para los mismos motociclistas y la sociedad en general.

Además, con el paso de los años han disminuido las campañas de prevención, en las que se recomienda el uso de equipo de seguridad como el casco para prevenir lesiones, en caso de accidente; mucho menos se promueve el conocimiento del reglamento de tránsito, esto, pese a que, de acuerdo con datos de la Dirección General de Información en Salud, el 20.55 por ciento de las lesiones de motociclistas son en la cabeza, pues sólo un 16.59 por ciento de los lesionados portaba casco.

Y es que de acuerdo con los expertos, el uso de casco certificado reduce hasta un 40 por ciento el riesgo de muerte y un 70 por ciento el riesgo de lesiones graves