Incluirían a indígenas en ley de cambio climático

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

Los diputados del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) Ericel Gómez Nucamendi, Leticia Collado Soto y Othón Cuevas Córdova presentaron una iniciativa de reforma a la Ley de Cambio Climático para el Estado de Oaxaca, a fin de promover, convocar y consultar a los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas en las acciones en materia de mitigación, prevención de desastres naturales, gestión de riesgos y adaptación al cambio climático.

Según la iniciativa, la participación de indígenas y afromexicanos es necesaria porque estos fenómenos afectan las tierras que ocupan, sus territorios, su medio ambiente, sus recursos y forma de organización social, y se debe garantizar la participación equitativa de hombres y mujeres.

Se propuso que el Comité Técnico de Cambio Climático (CTCC) tenga entre sus funciones: promover la participación de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas.

El documento señala que el CTCC fue ratificado el 12 de junio del 2018, el cual es un órgano ciudadano técnico, honorífico, de carácter permanente, asesor del comité, conformado por 15 representantes de los sectores social, académico y privado.

Entre sus funciones destacan elaborar el Programa Estatal de Cambio Climático y el Reglamento de la Ley de Cambio Climático para el Estado de Oaxaca, así como coordinar las acciones para estos fines, promover la participación social, informada y responsable a través de consultas públicas, en coordinación con la Comisión Interinstitucional de Cambio Climático.

Apunta que en este contexto la participación ciudadana, además de ser un derecho es también una herramienta fundamental en la lucha por la democratización de las sociedades en sus diferentes ámbitos y niveles y busca influir en los temas y decisiones de interés público, a través de la información, consulta, decisión, control y vigilancia de las políticas y la función pública.

Destaca que en Oaxaca la tenencia de la tierra es mayormente comunal y ejidal, por lo que se encuentran en manos de los pueblos originarios y es de vital importancia que se les mantenga informados de los efectos y afectaciones que se presentan como consecuencia del cambio climático; así mismo deben ser incluidos de manera obligatoria en la toma de decisiones que realice el gobierno del estado en la implementación de políticas públicas que afecten sus territorio, población o modo de vida.

Añade que debido a su localización y características del modo de vida de las comunidades son altamente vulnerables al impacto de fenómenos extremos, por ejemplo, la ocurrencia de inundaciones en asentamientos cerca de ríos, los derrumbes o los daños a las viviendas e infraestructura costera por el incremento del nivel del mar y los procesos de erosión por la línea de costa.