Colores de 'El Grito', de Edvard Munch, se desvanecen

Ciudad de México .- La famosa pintura de Edvard Munch, El Grito, podría estar desapareciendo. Científicos de Nueva York y expertos del Museo Munch, en Oslo, Noruega, que trabajan desde 2012 inspeccionando el famoso cuadro, descubrieron que sus colores se están desvaneciendo.

Los científicos han trabajado sobre éste y otros cuadros, sometiéndolos a numerosos análisis que incluyen inspecciones bajo rayos X, láser e incluso microscopio electrónico de alta potencia, todo para contar la historia de sus colores.

Jennifer Mass, presidenta del laboratorio de Análisis Científico de Bellas Artes en Nueva York informó que además, sobre la pintura están creciendo nanocristales, que según explicó a The New York Times, son clara evidencia de la degradación cerca de la boca de la figura central, en el cielo y en el agua.

Además, explicó Mass, el sulfuro de cadmio amarillo sobre la pintura se está oxidando, y derivado en dos compuestos blancos, por lo que ahora, las partes del cielo que debieron ser amarillas en su origen, se están tornando blancas.

Esto, explicó la experta, se debe probablemente a los compuestos con los que estaban hechas las pinturas empleadas por los impresionistas y expresionistas  entre 1880 y 1920, pues estas se fabricaban, gracias a la Revolución Industrial, con pigmentos sintéticos, que los artistas mezclaban con con aceite y cargas, lo que las hacía brillantes, pero impredecibles.

Mass mencionó que aún no se sabe con certeza que tanto de los colores de las pinturas de Munch se están degradando, pues la expresiones artísticas de aquel tiempo modificaban la realidad, por lo que el follaje de un árbol, por ejemplo, no necesariamente tendría que ser verde. Para poder confirmar que más colores se están desvaneciendo, explicó, es necesario recurrir a más pruebas científicas.

El museo de Munch explicó que buscó a Mass pues durante este año se mudará a un nuevo edificio, por lo que quieren optimizar el cuidado que se les brinda a estos tesoros del arte.