Aleida RuIz Sosa: multipremiada bailarina

¿Dónde nació?

Aquí, en la tierra  del chocolate y del tejate, Oaxaca de Juárez, en un hogar con  de mucho amor e impulso  a su anhelo, terminando la primaria  a los 10 años, continuando  la secundaria en  la  modalidad de  Homeschooling,  bailarina de ballet, practicando gimnasia, llegando a cinta negra 2º poom de Tae Kwon Do; cursa tercer año de secundaria  en la modalidad de  Homeschooling,  estudiante de ballet a  manera particular en  la Escuela  Cubana  de Ballet de Veracruz.

Hizo su debut  como bailarina de ballet  profesional en  Compañía Metamorphosis, en el Teatro  Juárez, Oaxaca. También fue coprotagonista de la obra “Catrina” en el zócalo de  Toluca, México.

Después, en Oaxaca, en el Teatro Álvaro Carrillo, protagonista  en la obra, Extrañando a Mamá en el Teatro Macedonio Alcalá, también debutó  en la obra “Buzón del Tiempo” en el Teatro Francisco Clavijero, de la ciudad  de Veracruz.

En el ámbito internacional  debuta en Cuba con “La Malinche”, “Madona”, “La Casa de Dominic” en el festival de la vieja  Habana, con “La bruja” y “Alebrije”;  en la gala del Ballet en el Teatro Nacional en España con la coreografía  de “La Llorona"; en Madrid parte de la gala de clausura  de jóvenes talentos en 2019.

Obtuvo el reconocimiento de Embajadora de la Paz de Iberoamérica y del Caribe, por parte de la Comisión  Iberoamericana  de Derechos  Humanos, Premio Estatal de la Juventud en 2017, Galardón de Oro José Vasconcelos 2018, Reconocimiento  por la Comisión  Iberoamericana  de Derechos  Humanos 2019, Premio Municipal de la Juventud 2019 y Pergamino de Oro al mérito  Andrés  Henestrosa 2020.

El Ballet en nuestro país se remonta allá en el año de 1963, es cuando se crea el Ballet Clásico de México por iniciativa del maestro Celestino Gorostiza, entonces titular del INBAL, de ahí que hayan  salido a la luz dos grupos independientes de Ballet Concierto, dirigido por Felipe Segura y Ballet de Cámara dirigido por Nellie Happee y Tulio de  la Rosa; lo que llevó a una aleación de géneros clásico y contemporáneo; dando pasó al nacimiento de una agrupación estable de Ballet en el país, que desde entonces se enfoca a  rescatar el repertorio de época de oro de la danza de México y del mundo.

Creatividad

    Aleida Ruiz Sosa, a su escasa edad ha dado muestras de gran bailarina, como podemos ver a través de la flexibililidad de sus extremidades, que nos dejan ver su pasión, el objetivo propio de su vocación en el ballet. Ella preserva  la tradición de ballet clásico al  mismo tiempo lo enriquece con  obras contemporáneas.

Por eso mismo ha ganado reconocimientos maravillosos de mucha estimulación, creatividad  y sensibilidad; ante tal situación  ya obtiene  la beca a Rusia, sólo falta  la ayuda  para la estadía en ese hermoso lugar, donde seguramente llegará a ser una de las protagonistas principales en el Bolshoi, que ya tendremos oportunidad de ver su mayor anhelo.

Crítica

Su juventud de Aleida Ruiz la llevará  muy lejos, por el mismo camino  donde la acompaña  el ser ella una gran bailarina, quien nada tiene  que pedir  a las demás porque  da  la talla  de su excelente  forma  de bailar, con esmero, con la mayor delicadeza en cualquier obra clásica  asignada,  ella siempre saldrá airosa con la mayor excelencia  que la acompaña,  esos dobleces del cuerpo  humano, son  muy propios de su  personalidad; con destreza se desliza como una de las mejores en el tiempo que estamos viviendo.  Y tenemos la plena seguridad de que su fama trascenderá en todos los niveles.