Unen esfuerzos por la prevención

El Municipio de Oaxaca de Juárez cuenta con una Unidad de Prevención del Delito y Participación Ciudadana la cual presenta pláticas y obras de teatro con temas de prevención en menores desde edad preescolar hasta bachillerato

Julio César Sánchez García.

Con el objetivo de evitar que los niños y adolescentes sean víctimas de diversos delitos, en la actualidad  en el municipio de la ciudad de Oaxaca de Juárez, cuenta con un programa en el que llevan pláticas de concientización y sensibilización a la población estudiantil

Lluvanitzy Santaella Molina, jefa de la unidad de Prevención del Delito y Participación Ciudadana en Seguridad de la Dirección de Seguridad Pública del Municipio de  Oaxaca de Juárez, mencionó  que en dicho programa se maneja desde dos puntos.

“Tenemos una participación para lo que es educación  temprana o preescolar, donde llevamos una obra de teatro guiñol con tres temas específicos: recomendaciones para prevención en menores, abuso infantil y prevención del acoso escolar, en el que por medio de títeres se sensibiliza y se muestra en los niños toda esta problemática”, indicó.

Dicho programa tiene más de siete años, la cual es una actividad  que se realiza constantemente, “lo que buscamos es tratar de modificar según la seguridad de la escuela, o la atención de conducta que tenga para poder darle la atención como tal”.

Escuelas,  foco rojo.

Las instituciones educativas identificadas como problema son: la Escuela Secundaria Moisés Sáenz Garza, Secundaria Técnica número 1,  21 de Agosto, Escuela Secundaria número 2, la Preparatoria número seis de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca.

En ellas se han dado diferentes actos violentos “y como tal estamos desarrollando mesas interinstitucionales todos los lunes con personal de  Prevención del Estado, Fiscalía General del Estado, Fiscalía General de la República, Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, Prevención Municipal”.

Con dichas dependencias desarrollan estrategias para analizar la problemática en cuyos casos hemos atendido junto con el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO)”.

Señaló que  en cada escuela por nivel escolar, “estamos identificando toda nuestra problemática y ya tenemos  el catálogo de identificación que hemos detectado en el municipio que son: ciberacoso, robo de identidad, la venta de menores de fotografías con contenido pornográfico, el abuso sexual por familiares, las conductas de riesgo en los videojuegos, el uso excesivo de dispositivos electrónicos, la portación de arma de fuego”.

En las escuelas secundarias se han detectado armas de fuego de juguete o de balines, “también hay una primaria que un menor lleva cascos y balas de 45 y 22 milímetros, entonces, a raíz de esta problemática pretendemos generar una estrategia de atención focalizada sobre cada nivel y como tal echar mano de todas las dependencias antes citadas”, dijo.

Menores sensibles a evitar la violencia

Santaella Molina comentó que “cuando se hace la representación del teatro guiñol presentando la problemática que se está desarrollando en la sociedad, donde la normalización de la violencia es un factor alarmante que se está gestando, tratamos de sensibilizar a los pequeños dándole las recomendaciones para que cuando detecten algún acoso o abuso sexual”.

Violencia en la televisión

Respecto a los programas de televisión que incitan a la violencia, “indicó que en los famosos retos que se están difundiendo en las redes sociales, llevamos una plática a cargo de un psicólogo y de una licenciada en prevención educativa, que son los que ven lo de delitos cibernéticos y en la navegación en el internet, por lo que, a través de las mismas, tratamos de sensibilizar a los adolescentes”.

Y es que, el sentido de pertenencia que tienen los jóvenes o el hecho de tomar dichos retos como algo normal, “una moda, o algo socialmente aceptable en la actualidad con el hecho de ganarse seguidores o empezar a tener mayor aceptación en un grupo, comienzan  a desarrollar este tipo de actividades, por lo que, se trata de concientizar y hacerles ver la corresponsabilidad que esto conlleva, porque un adolescente no tiene cuestión penal, como tal”.

Aunque, la conducta que realizan sí puede desencadenar en un delito, por poner en una situación de peligro o en riesgo a sus compañeros y provocar lesiones , “tratamos de concientizarlos y  decirles que estas conductas como tal, no generan ningún beneficio para su persona y que al final es solamente una moda social”.

Los trabajos que realizan van desde alumnos de preescolar hasta bachillerato y en los Comités de Vida Vecinal (COMVIVES), donde se les concientiza y sensibiliza  para lo cual cuentan con el apoyo del área de los comandantes de las zonas de sector, para orientarlos sobre qué hacer, así como la importancia de la denuncia, para que nutran las bases de datos de la policía, con lo cual se busca tener un operativo más eficiente.

Actualmente están trabajando con la agencia de Santa Rosa Panzacola, que es la más delictiva, “nos señalan que hay mayor incidencia en violencia familiar y de género, y estamos trabajando y concientizando en todas las escuelas de todos los niveles, junto de la mano de los agentes municipales”.