Viernes del Llano, una tradición que se renueva

Giovanna MartínezGiovanna Martínez

Estudiantes universitarios organizaron el Primer Viernes del Llano en el Paseo Juárez, en el Centro Histórico de Oaxaca de Juárez. La fecha corresponde al primer viernes posterior al Miércoles de Ceniza, de acuerdo a la tradición católica.

 

En esta ocasión correspondió organizar el evento a la Administración Central de la Rectoría, la cual convocó a alumnos de las escuelas preparatorias 1, 7 y Bellas Artes, por lo que el festejo estuvo lleno de música, flores, la belleza de las jóvenes participantes y el entusiasmo de la comunidad estudiantil.

A su vez, se recalcó que se trata de una fiesta en que se pone por delante el respeto a la mujer y el fomento de una tradición propia de esta ciudad.

Autoridades universitarias subrayaron el respeto hacia la mujer, resaltando la bellaza interior y exterior de las participantes. Las alumnas fueron acompañadas por sus profesores, compañeros y padres de familia a lo largo del primer recorrido floral, así como con la presencia del público nacional y extranjero que se dió cita en punto de las 7:00 horas de la mañana en el hemiciclo a Don Benito Juárez, en el parque paseo Juárez el llano.

Los presentes disfrutaron de las notas musicales de la Marimba del Estado y de la Tuna Universitaria resaltando las tradiciones universitarias.

 

Los presentes no perdieron oportunidad de entregar claveles y rosas a las chicas que desfilaron vestidas de gala.

 

Para las participantes se trata de un momento de convivencia entre hombres y mujeres en el cual se cierra el paso al acoso y a la violencia de género, pues en ese momento los compañeros hacen equipo con las estudiantes que desfilan.

La celebración se remonta a principios del siglo XVI en lo que antes fueron los Llanos de Guadalupe, hoy Paseo Juárez El Llano, donde decenas de comerciantes ofrecían flores a los creyentes que acudían a la ermita edificada en la zona y construida en el año de 1522. La fiesta se fortaleció en el siglo XVIII cuando la gente acudía a pedir milagros al señor de Tepeaca.

En el año de 1953 con la destrucción de la ermita que resguardaba al Señor de Tepeaca se procedió con la construcción de la escuela preparatoria, por órdenes del entonces gobernador interior Joaquín Amaro, el 23 de mayo de 1958.

Sin embargo, los paseos florales, como tales, comenzaron a realizarse tras la creación de la Universidad Benito Juárez en 1827, que en ese tiempo funcionaba como instituto, y fue la Federación Estudiantil Oaxaqueña la encargada de tomar la tradición junto con otras instituciones educativas.