Lo condena a 210 años por asesinato a cinco personas en Topiltepec

El comisariado de bienes comunales de San Pablo Topiltepec, San Carlos Yautepec, Eustaquio C.M. fue condenado por segunda ocasión a la misma pena de 210 años de prisión por la muerte de cinco personas, al reponerse la audiencia de debate por instrucciones de los magistrados del Tribunal Superior de Justicia.

El 30 de octubre del 2017 se había celebrado la audiencia de debate y los jueces del tribunal de enjuiciamiento lo condenaron a la pena de 210 años de prisión, pero debido a la apelación de la sentencia, se volvió a realizar la audiencia de debate y la sentencia fue la misma, por la masacre de campesinos y estudiantes de San Pedro Tepalcatepec que acudieron a cortar leña para una barbacoa y festejar el día de las madres.

Por un conflicto agrario entre ambas comunidades de la Sierra Sur, los estudiantes y padres de familia fueron atacados a balazos, dejando el saldo de cinco muertos, tres heridos y un desaparecido, que fue localizado un día después.

En el ataque armado se registró alrededor de las 09:30 del 4 de abril del año 2016 en el paraje El Colino, donde perdieron la vida Pedro Daniel P.M., Moisés C.V., Apolo .JA., César C.V. y María Juana L.P.

Por su parte, Juan H.C., de 38 años de edad; Geovani B.C., de 22, y Gustavo M.J., de 32 años, resultaron heridos por impactos de arma de fuego y canalizados al Hospital de Especialidades. En tanto, José María HL estuvo desaparecido.

El agente municipal de la comunidad, Espiridión Aranda de los Santos, informó que los pobladores de su comunidad bajaron a cortar leña en un terreno colindante entre ambas agencias, en el paraje El Colino, cuando pobladores de Topiltepec los agredieron con disparos.

El lesionado narró que al estar en el citado paraje fueron atacados a balazos, por lo cual corrió en una vereda hasta llegar a la comunidad para pedir ayuda.

La autoridad municipal con el apoyo de las corporaciones policíacas arribaron hasta el lugar donde fue la agresión, localizando a las personas lesionadas que fueron canalizadas al centro de salud y después al hospital de la ciudad capital.

Agentes Estatales de Investigación, peritos y un agente del Ministerio Público acudieron a la zona, donde procedieron a realizar las diligencias, confirmando el deceso de cinco personas que presentaban impactos de arma de fuego de diversos calibres.

La Fiscalía General del Estado inició la carpeta de investigación y lograron establecer que uno de los presuntos responsables fue el comisariado de bienes comunales junto con varios habitantes de la comunidad.

Tras librarse la orden de aprehensión, el 28 de septiembre del 2016 fue detenido el comisariado de bienes comunales de San Pablo Topiltepec y llevado ante un juez de control de Santo Domingo Tehuantepec, donde se le decretó de legal su detención.

Luego de celebrarse el juicio, Eustaquio Cortés Martínez fue condenado a la pena de 210 años de prisión y al pago de la reparación del daño por cada una de las víctimas y de los lesionados, lo cual supera los 900 mil pesos.

Sin embargo, apelaron a la sentencia y por lo cual los magistrados del Tribunal Superior de Justicia ordenaron celebrar otra vez el juicio.