Feria del Ostión, aliento para pescadores

BOCA VIEJA, Huatulco, Oaxaca.- A unas semanas de haber padecido los estragos de la marea roja, que impidió la extracción de moluscos bivalvos y afectó la economía de decenas de familias, el pasado fin de semana, buzos, pescadores y restauranteros en playa Boca Vieja, de la agencia Bajos de Coyula, Huatulco, recibieron un gran aliento con una exitosa y concurrida segunda edición de la Feria del Ostión.

Respaldada por autoridades municipales y auxiliares, la Feria del Ostión atrajo a cientos de visitantes, en su mayoría de localidades vecinas como Pochutla, Santa María Huatulco, Tonameca y Puerto Escondido, quienes disfrutaron de ostiones frescos y mariscos diversos, además de participar en actividades para toda la familia, como el torneo de pesca infantil, torneo de voleibol, concursos del ostión más grande, platillo con ostión y muestra gastronómica.

Ostiones, los protagonistas

Teniendo como principal aliciente los frescos y apetitosos ostiones que rebosaban de las conchas extraídas apenas unas horas antes de la celebración, decenas de familias abarrotaron restaurantes, enramadas y espacios como la laguna y playa, en un evento que rebasó las expectativas de los organizadores y de prestadores de servicios que no se daban abasto para atender la demanda de los comensales, quienes rápidamente arrasaron con los ostiones que se expendían por docenas en cada palapa.

La Feria del Ostión fue inaugurada por la síndico procuradora Ana Vásquez Arteaga, y autoridades auxiliares, quienes en representación del edil Giovanne González García, dieron la bienvenida a los visitantes y felicitaron el esmero y colaboración de los buzos y pescadores, quienes donaron cinco docenas cada uno para que el manjar pudiera ser degustado de forma gratuita por todos los asistentes sin distinción.

Otras actividades que causaron gran interés de parte de los concurrentes fueron el concurso de deslizamiento de lanchas, exposición de platillos característicos de la zona y la presentación del grupo musical La Riata Costeña, que puso a bailar a los animados espectadores.

Marea roja sangra economía de pescadores

Decretada en los últimos días del 2019, la Marea Roja trajo consigo que cientos de familias en la Costa vieran mermada su economía por la prohibición en la extracción y comercialización de moluscos bivalvos, entre los que se encuentran los ostiones y callo de Margarita.

Para los alrededor de 30 buzos que habitan en Boca Vieja y sus cercanías, la contingencia los obligó a limitar la venta de productos del mar que son la base de su subsistencia, y por ello solicitaron un apoyo temporal a las autoridades municipales.

“La marea roja nos sumió en una crisis tremenda; no buceamos durante dos meses y para nosotros lo fuerte es el ostión, por eso esta feria hace que nos recuperemos en cierta medida de todas las pérdidas, y esperamos que las autoridades hagan lo propio cuando sucedan este tipo de circunstancias”, manifestó Jorge Rojas Cortés, buzo de la localidad.

El trabajador del mar consideró que eventos como la Feria del Ostión atraen la atención de visitantes locales y turistas de otras latitudes a una playa que hasta hace unos ocho o diez años no figuraba en el mapa de opciones turísticas, y que ahora, debido principalmente a su gastronomía, excelentes precios y bellos paisajes, repunta a la par de las conocidas bahías de Huatulco.