Ella me decía “papi, es que yo amo México”, y México me la quitó; padre de estudiante asesinada en Puebla

(EFE)(EFE)

Protesta de jóvenes en Puebla, tras el asesinato de los estudiantes de Medicina.

Jorge Enrique Quijano Palacios, padre de la estudiante colombiana asesinada en Puebla, Ximena Quijano Hernández, pidió este martes en México levantar un grito para exigir justicia.

“Ella (Ximena) quería hacer su especialización acá. Me decía ‘papi, es que yo amo a México’, y México me la quitó”, relató Quijano Palacios junto a Angélica Cerpa, madre de José Antonio, otro de los jóvenes asesinados, también colombiano.

“No hay palabras, ya he llorado mucho y lo que me falta. Pedimos justicia. Fuertemente pedimos justicia, que nos unamos todos, que le gritemos al mundo, a las autoridades, a la ley”, agregó el padre de Ximena, luego de una misa en la capilla de la UPAEP, la universidad donde estudió en México.

El hombre destacó que tanto Ximena y sus dos compañeros estudiantes fallecidos ayudaron a salvar vidas, brindando como médicos internistas atención a todo tipo de gente, incluso a delincuentes.

“Salvaron vidas, nos contaban todo lo que hacían a diario, salvaron vidas de delincuentes también, porque los médicos tienen que atender a cualquier persona, y no le preguntan a usted si es un delincuente o no lo es”, expresó.

Este martes, cientos de personas marcharon en Puebla para reclamar justicia y exigir condiciones de seguridad, un día después de que fueran hallados los cuerpos de tres estudiantes y del conductor de Uber que los había trasladado, Josué Emanuel, de 28 años, luego de acudir al carnaval de Huejotzingo.

Las autoridades de Puebla informaron sobre tres detenidos por estos hechos, aunque no han confirmado cuál fue el móvil del crimen.