Mantienen viva la danza de Los Chilolos

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oaxaca.- La Danza de los Chilolos es la única tradición autóctona que persiste en San Juan Yolotepec, agencia municipal de San Pedro y San Pablo Tequixtepec –ubicada en la región Mixteca--, bailes que se hacen  en el martes de Carnaval, celebraciones que anuncian la llegada de la Cuaresma.

En este sentido, el agente suplente, Joaquín García Rojas, dijo que esta festividad comienza desde la madrugada del martes, cuando los chilolos jóvenes y viejos llegan a las instalaciones de la agencia –6  de la mañana— para solicitar el permiso de la autoridad y comenzar a bailar en toda la localidad.

Manifestó que el chilolo porta una corona en forma de maderas hecha a base de carrizo, forrada con un pañuelo rojo o paliacate, adornada con espejos, cascabeles y en la punta del cono le cuelgan un mechón de listones, además de que los hombres visten una camisa y un calzón de colores vistosos –chillantes--, calcetas de color café o negro acompañados  de huaraches de correa y un bastón que ayuda a dar vida a los pasos que integran esta danza.

En tanto que los chilolos viejos tienen la característica de vestir de pantalón y saco negro, además de que llevan máscaras de cartón con cara de viejos, huaraches y un bastón, y a la media noche tienen un encuentro con la muerte,  en donde tienen una pelea, por lo que al chilolo joven que se le caiga el palo, será el nuevo mayordomo.

El agente informó que luego de conceder el permiso a los chilolos jóvenes y viejos, estos se van hasta el lado norte de la comunidad, donde empiezan a bailar y posteriormente al mediodía llegan a la casa del mayordomo para poder realizar la primera parada y se ofrece alimentos a todos los asistentes.

Señaló que posteriormente al primer descanso continúan con su rito y después de la comida se sigue la fiesta, por lo que estas danzas terminan hasta las 12 de la noche, cuando los chilolos se enfrentan a la muerte, que llega cuando inicia  la Cuaresma, con el Miércoles de Ceniza.

Finalmente, refirió que a la comunidad  llegan personas provenientes de todo el estado de Oaxaca, además de los paisanos radicados  en Tijuana, Veracruz, Ciudad de México, entre otros lugares.