Tiradero de Zacchila debió cerrar hace 24 años

ArchivoArchivo

Clemente Jesús López, subdirector de Medio Ambiente municipal, admitió que la vida útil del tiradero de basura ubicado en Zaachila terminó desde 1996, por lo que ya debió haberse cerrado, pues genera contaminación a los 23 municipios cercanos a éste.

Advirtió que el tiradero debería estar en un espacio cerrado, y que debido a que el piso ya se deshizo, “los lixiviados (líquidos tóxicos) se están yendo por los pequeños arroyitos y están contaminando los ríos de todos Valles Centrales”.

El subdirector recordó que en un principio el ayuntamiento capitalino compró ese espacio, pero que además tiran su basura otros municipios, por lo que ya debería ser una atención prioritaria de parte del gobierno del estado “para impulsar nuevas formas de cómo acopiar y depositar los residuos y la basura.”

Pronunció que los rellenos sanitarios no son la alternativa, pues existen nuevas formas como en la Ciudad de México donde están impulsando proyectos que permiten reducir la generación de basura por habitante.

“Obviamente, con una intensa campaña de educación ambiental para que la gente aprenda no sólo a separar sino a reducir la basura”, refirió.

Acciones municipales

Clemente López abundó que el municipio capitalino está impulsando programas de educación ambiental, principalmente con las escuelas; aunado a ésto, son parte de las caravanas de salud donde realizan ponencias junto con el Departamento de Educación Ambiental.

El funcionario admitió que se requieren más acciones, por lo que es necesario que se involucren el magisterio, Comités de Vida Vecinal (Comvives) y la ciudadanía “para que logremos reducir el índice de basura que generamos”.

El titular destacó que la primera parte es reducir la basura y después quieren iniciar la etapa del proceso de separación para más adelante buscar opciones de cómo resolver la recolección.

Por su parte, Agustín Vidal Gómez Guerrero, jefe del Departamento de Gestión y Proyectos Ambientales del municipio capitalino, informó que en los próximos días comenzarán una campaña de separación de residuos.

Ésta consistirá en que los camiones de basura exigirán que la basura ya esté separada ciertos días de la semana.

Afirmó que la Subdirección de Medio Ambiente ya cuenta con convenios de colaboración con diferentes centros de acopio y lo que van a trabajar “para garantizar que la separación surta efecto y que el PET y aluminio se vayan a los lugares que deben ir”.