Comité Olímpico Internacional abre la puerta a la cancelación de Tokio 2020 por el coronavirus

APAP

Tokyo (Japan).- Después de varias semanas negando la posibilidad, un miembro del Comité Olímpico Internacional (COI) aceptó este martes que, si resulta peligroso celebrar los Juegos Olímpicos de Tokio este verano por el coronavirus, éstos serán cancelados. Según Dick Pound, el miembro del COI con más años de antigüedad en el organismo, en los próximos dos o tres meses se decidirá si hay Juegos o no, pero en ningún caso serán pospuestos al año próximo u organizados en otra ciudad.

"La pregunta que entonces nos tendremos qué hacer será: ¿Hay suficiente control del virus para poder confiar en la celebración de los Juegos?", comentó en una entrevista a The Associated Press. Según Pound, la cancelación debería decidirse con cierto margen porque en la semanas previas a la inauguración "suceden muchas cosas. Se debe organizar la seguridad, la comida, la Villa Olímpica, los hoteles, las instalaciones para los medios de comunicación...". Pese a todo, el veterano miembro del COI alentó a los atletas a seguir entrenando: "Hasta donde todos sabemos, habrá Juegos Olímpicos de Tokio. Ahora mismo los indicios señalan que todo sigue como siempre".

Pound también rechazó la posibilidad de una mudanza a otra ciudad porque "hay pocos lugares en el mundo que puedan preparar unos Juegos en tan poco tiempo" y negó rotundamente la opción de un aplazamiento: "No podemos posponer un evento del tamaño de los Juegos. Hay tantos países, tantos calendarios competitivos, tantos intereses televisivos en juego que es imposible decir: 'Venga, mejor los hacemos en octubre'". Además, el dirigente desveló que el COI cuenta con un fondo de emergencia de 1.000 millones de dólares para circunstancias imprevistas como ésta.

Aunque ahora, con 78 años, se mantiene en un segundo plano, Pound sigue teniendo peso dentro del COI. Fue vicepresidente del ente y candidato a presidente en 2001 cuando le venció Jacques Rogge y presidió la Agencia Mundial Antidopaje desde su creación en 1999 hasta 2007. En el cargo, se enfrentó a la Unión Ciclista Internacional (UCI) para intentar limpiar el ciclismo y después comandó la investigación sobre el dopaje en el deporte ruso.

En varias ocasiones, sus palabras levantaron polémica dentro del propio COI como cuando acusó a Juan Antonio Samarach de esconder el dopaje bajo la alfombra. En 2005, de hecho, ante las primeras investigaciones sobre Lance Armstrong fue nombrado como una de las 100 personas más influentes del mundo por la revista Time.