Detienen a tres sujetos que dispararon contra escoltas del gobernador de Chihuahua

Un comando atacó con armas largas a dos escoltas del gobernador Javier Corral, quienes estaban asignados a vigilar la residencia del mandatario, ubicada en la capital del estado. Hay tres detenidos.

En el momento del ataque, el gobernador se encontraba en su casa.

La Fiscalía de Chihuahua informó que el ataque ocurrió alrededor de las 8:00 horas de ayer, cuando los agentes se encontraban cumpliendo su labor de resguardo de la residencia del gobernador.

La dependencia confirmó que los dos agentes resultaron lesionados de gravedad, y que son elementos de la Comisión Estatal de Seguridad “asignados al esquema de seguridad implementado en torno al fraccionamiento donde reside el gobernador del estado”.

Tres de los agresores fueron detenidos tras una persecución por calles en el centro de la ciudad de Chihuahua, a quienes se les confiscaron armas largas y cortas, y uno de ellos de apenas 15 años, reportaron fuentes policiacas.

Los dos elementos resultaron heridos de bala, quienes a pesar de ello lograron repeler la agresión, hiriendo a uno de los atacantes.

Después de una persecución, una patrulla de la División de Vialidad logró la detención de un vehículo con los agresores a bordo, quienes fueron sometidos, y uno de ellos todavía intentó huir a pie.

Los tres presuntos agresores dijeron en sus primeras declaraciones ser de Ciudad Juárez.

Los dos elementos de la Comisión Estatal de Seguridad se encuentran recibiendo atención médica y se reportan delicados, pero fuera de peligro.

El gobernador del estado instruyó al fiscal general del estado realizar todas las diligencias pertinentes, a efecto de judicializar la carpeta con todos los datos de prueba para que los detenidos respondan por estos delitos.

En entrevista con los medios, el fiscal César Peniche descartó que el ataque estuviera dirigido en contra del gobernador, y dijo que se trata de una agresión contra agentes estatales, ya que el mismo domingo se dio otra en Ciudad Juárez, y una más la semana pasada contra otros policías en la misma frontera.