Exige justicia Chuxnabán

San Juan Bosco Chuxnabán hizo un llamado a la solidaridad del pueblo de Oaxaca para exigir justicia conjuntamente de manera inmediata e incondicional para sus pobladores asesinados por sus vecinos de la cabecera municipal de San Miguel Quetzaltepec.

A nombre de esa comunidad mixe, el secretario municipal, Septimio Ruiz Martínez informó que los hombres y las mujeres fueron victimados por demandar a la cabecera municipal la distribución justa y equitativa de los recursos financieros correspondientes a los ramos 28 y 33 desde el 2017.

“La respuesta fue un ataque armado, donde han muerto cinco compañeros”, señaló.

Expuso que la autoridad municipal de San Miguel Quetzaltepec agravó la situación y la relación con San Juan Bosco Chuxnabán en el 2018, al no entregar ni un sólo peso de los recursos municipales.

Además –asentó– en ese año, habitantes de San Miguel Quetzaltepec, en complicidad con sus habitantes, asesinaron a una mujer y dos hombres, sin que hasta ahora exista castigo a los autores intelectuales y materiales de los sucesos.

Subrayó que la autoridad municipal, junto con la Representación de Bienes Comunales, ordenó la invasión de sus terrenos de cultivo, especialmente sus cafetales, cañaverales y platanares, entre los parajes de Río Grande a Rancho Coyul, como una represalia a la demanda de distribución de los recursos financieros.

Destacó que tanto su comunidad, como la cabecera municipal, firmaron un acuerdo de paz, no agresión, distensión y libre tránsito, con la intervención del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI).

“Sin embargo, San Miguel Quetzaltepec no ha cumplido el convenio, porque dos habitantes más han sido asesinados”, anotó.

Ante esta situación, responsabilizó al gobierno estatal por no tener la capacidad para detener la violencia y castigar a los responsables intelectuales y materiales de los asesinatos.

También, acusó que la Fiscalía General del Estado (FGE) ha sido ineficaz en la integración de las carpetas de investigación y en la aplicación de la justicia.

Además, reprobó que la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) no ha actuado con firmeza para exigir y proteger las prerrogativas sustentadas en la dignidad humana de San Juan Bosco Chuxnabán.

De este modo, demandó la solidaridad del pueblo de Oaxaca para exigir justicia y demande la intervención de la Secretaría de Gobernación (Segob), para alcanzar una solución mediante el diálogo, ante la incapacidad de la administración estatal.

El secretario municipal también pidió la intervención de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en México, para coadyuvar en la solución del conflicto.