Se unen comunidades en defensa de la tierra

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

Pueblos, comunidades, organizaciones, sindicatos y colectivos se constituyeron ayer en la Asamblea Oaxaqueña en Defensa de la Tierra y el Territorio, para convenir acuerdos y lograr consensos de lucha en defensa de manera pacífica de la madre tierra, de sus culturas y de sus formas de organización propias.

“Hemos coincidido que la violencia no será nuestra forma de lucha para la defensa de nuestra tierra y el territorio”, afirmó la comunera de San Pablo Cuatro Venados, Petra Miguel Vásquez, al dar lectura a la declaratoria del encuentro, desarrollado en la Alameda de León.

La también activista expuso que el gobierno mexicano ha promovido la privatización de las tierras ejidales y comunales de comunidades indígenas oaxaqueñas, por medio de los programas de Certificación de Ejidos y de Regularización y Registro de Actos Jurídicos Agrarios, así como a través de Notarios Públicos, para dar seguridad jurídica a las empresas y puedan impulsar sus megaproyectos, como parques eólicos, minas, cultivos transgénicos, presas hidroeléctricas y el Corredor Interoceánico en el Istmo de Tehuantepec, entre otros.

“La visión de desarrollo del capitalismo neoliberal, es totalmente opuesta a nuestra forma de vida, porque nos impone saqueo, despojo, miseria, destrucción y muerte”, asentó.

Resaltó que los megaproyectos abarcan un gran número de hectáreas concesionadas en detrimento de las tierras y territorio de las comunidades, especialmente el Corredor Interoceánico, para abrir el Istmo a los grandes capitales nacionales e internacionales.

“Se pretende convertir a esa región en una gigantesca zona que no solamente será de transporte de mercancía global, sino productora de materia prima, con grandes parques de maquiladoras para explotar la mano de obra de nuestros pueblos y nuestros hermanos migrantes”, anotó.

Además, subrayó que la violencia sistemática se ha convertido una constante en las regiones donde se están implementando los megaproyectos, para generar terror en la población, destruir el tejido social y inmovilizar la protesta, así como destruir y contaminar los bienes naturales.

De esta manera, destacó que los participantes determinaron integrar la Asamblea Oaxaqueña en Defensa de la Tierra y el Territorio, a partir del reconocimiento de la asamblea comunitaria, como pilar fundamental de los pueblos de Oaxaca, y declararse en sesión permanente.

Aparte de esto, precisó que también acordaron impulsar asambleas regionales para informar e invitar a más comunidades, organizaciones y colectivos para la defensa del territorio.

También, detalló que los participantes decidieron encontrarse en una segunda sesión de la Asamblea Oaxaqueña en Defensa del Tierra y el Territorio, el próximo 22 de julio, y desarrollar una movilización masiva estatal, el 12 de octubre de este año, Día de la Resistencia Indígena, Negra y Popular.

Hizo un llamado a los pueblos de Oaxaca a fortalecer y reconstruir su organización comunitaria y autonomía, así como a hacer el uso responsable de sus tierras y el cultivo de la milpa, como base de sus resistencias. 

Pronunciamientos

La Asamblea Oaxaqueña en Defensa de la Tierra y el Territorio exigió igualmente justicia a las bases del Codedi y la libertad de uno de sus integrantes, Fredy García Ramírez.

También reclamó castigar a los asesinatos de comuneros y ciudadanos de San Juan Bosco Chuxnabán.

De igual manera, demandaron la presentación con vida de Ernesto Sernas García, militante de la Corriente del Sol Pueblo Rojo, y sancionar el crimen de otro de sus integrantes, Luis Armando Fuentes Aquino.

Además, se solidarizó con la lucha de San Pablo Cuatro Venados y de San Baltazar Loxicha, por la defensa de su territorio ante la amenaza de la minería y por el respeto a su libre determinación, respectivamente.

Por aniversario

La constitución de la Asamblea Oaxaqueña en Defensa de la Tierra y el Territorio, formó parte de las Jornadas de lucha "Samir Somos Todas y Todos", convocadas por el Congreso Nacional Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, al conmemorarse un año del asesinato del activista morelense, Samir Flores Soberanes