Secundaria de Ixtlahuaca: rezagada, pero en pie

Emilio Morales Emilio Morales

SAN PEDRO IXTLAHUACA, Oaxaca.- Se encuentra enclavada en los límites entre Santa Cruz Xoxocotlán y San Pedro Ixtlahuaca, aunque el paraje “El Llano”, donde está ubicada, pertenece a la segunda demarcación, a 40 - 45 minutos y alrededor de 15 kilómetros del zócalo capitalino. 

Vista de lejos parece un terreno más en donde se han habilitado débiles cuartos de lámina que el viento, si quisiera, se podría llevar.

De no ser por un letrero de aproximadamente metro y medio por metro y medio que se alza por encima de un salón, nadie se daría cuenta de que se trata de la Escuela Secundaria General Macedonio Alcalá Prieto.

“Ya tenemos levantamiento topográfico, estamos con IOCIFED, con el municipio, estamos tocando puertas; inclusive mandamos una carta al señor gobernador y una al presidente de la República porque estamos en Valles Centrales y no tenemos energía eléctrica”, comenta el profesor Javier López, director de la escuela.

El plantel, cuyas aulas (construidas de láminas de acero y estructuras de madera) -excepto la dirección- tienen piso de cemento, cuenta ya con una clave escolar que, asegura López, los acerca un poco más a la mejora de condiciones para la institución.

“Nosotros contamos con clave, inmediatamente se nos asignó, algo raro porque ese proceso de adjudicación puede tardar incluso años, es difícil; el IEEPO nos proporcionó todo el mobiliario, el terreno ya está donado al instituto, es una hectárea”, señala el directivo.

Ante esta situación y pese a las adversidades que hoy en día enfrenta el plantel en cuanto a condiciones de infraestructura, ‘el direc’ es optimista. “Tenemos un 50 o 60 por ciento de probabilidades de que nos empiecen a construir ya en marzo, probablemente”, detalla.

Los otros… y nosotros

El sol cae a plomo sobre los salones y los alumnos se sienten en un horno; afuera, en lo que, anticipa el director, será la plaza cívica, se forma un remolino que levanta la tierra (que hay de sobra) y cubre las ‘oficinas’ de Trabajo Social y los baños; ambas estructuras, también de lámina.

Comparado a lo visto durante sus más de 30 años como docente, esto, afirma Javier López, “es precario, son condiciones de rezago, a diferencia de otras escuelas que gozan de todas las comodidades”.

Sin embargo, esto no ha hecho más que dejar claro que la solidaridad y confianza de los padres de familia al mandar a sus hijos a una escuela de reciente fundación (lleva apenas un año trabajando), sumado a la voluntad y esfuerzo de alumnos y maestros, están dando resultados positivos que ya quisiera tener alguna escuela con instalaciones de ‘primer nivel’.

“Hay nivel académico y uno de los objetivos que tenemos es que esta institución se cimente como un plantel en donde se potencien las capacidades de los jóvenes, que esperamos en un futuro sean más y mejores, ese es nuestro proyecto”, dice el director de ‘la Macedonio’, plantel que también presume de haber participado en distintas justas regionales de diferentes disciplinas como ajedrez, futbol o ciencias, con resultados destacables.

“Estamos yendo a eventos con otras escuelas, como en enero en Etla; de ahí, en futbol soccer nos trajimos un segundo lugar, en ajedrez quedamos en un digno cuarto lugar de nueve escuelas que participamos. Entonces, pues estamos a nivel, yo así lo veo”, concluye.

 

"Pese a obstáculos, llegamos aquí"

“Son alrededor de 12 colonias las que forman este valle y hay familias de todos lados, de otras regiones; por lo que sea, no mandan a sus hijos aquí, porque desconfían, porque no tenemos buena infraestructura. No digo que todos, pero como siempre, hay dos o tres padres de familia inconformes o nada contentos por haber inscrito a su hijo con nosotros”, revela el director.

Cabe señalar que la zona en donde se ubica la escuela es totalmente de caminos y calles de terracería, lo que desfavorece, por ahora, a ‘la Macedonio’ como opción educativa.

“Hay telesecundarias, está otra secundaria en Arrazola aquí a 10 minutos, está San Pedro Ixtlahuaca… hay varias; pero le repito (sic), nuestro proyecto es elevar el nivel académico y convertirnos en una buena opción ya con edificios, salones e instalaciones en forma”, concluye Javier López.