Agresores de reporteros son utilizados como grupo de choque

Los presuntos agresores de los reporteros de diversos medios de comunicación integran un grupo de choque que han participado en varios hechos vandálicos e incluso con denuncias en la Fiscalía General del Estado.

Marifer, uno de los sujetos detenido ha sido identificado de haber trabajado de la organización de Don Panchito, después como escolta del extinto René H., ejecutado en las riberas del Atoyac y ahora con Catem joven.

De igual forma, Juan B., quien es señalado en carpetas de investigación por el delito de despojo y Giovanni alias el Centavo, con carpetas de investigación en la Fiscalía General del Estado. Otros son identificados como porros que operan en la zona del mercado de abasto con un sujeto que estuvo preso y conocido con el sobre nombre del Chivo.

La mayoría de ellos tienen su centro de operación en colonias de Santa Cruz Xoxocotlán y con los videos difundidos en las redes sociales, la policía empieza a ubicar su identidad tras la denuncia penal presentada el miércoles en la Fiscalía General del Estado.

ERA DILIGENCIA DE PRUEBA CONFESIONAL

En el Tribunal Unitario Agrario número 21, fueron citadas ambas partes para el desahogo de una prueba confesional en el expediente 1468/2016 de la demanda presentada por el Núcleo Rural de San Francisco Tutla, al solicitar la nulidad de unas actas de asamblea y título de dominio pleno que poseen cinco personas en un predio de la comunidad.

Eudilia RV, en dos ocasiones no ha podido acudir por problemas de salud y viajar durante diez horas de Huehuejutla, Hidalgo. Por ello, era importante ayer su declaración o prueba confesional.

Sin embargo, un grupo de porros tomó las instalaciones del Tribunal Unitario Agrario y con pancartas que no han sido atendidos desde hace seis meses para una audiencia, impedían el ingreso de las personas.

“A nosotros nos perjudica esas prácticas porque queremos que avance el proceso y no compartimos las declaraciones del magistrado, Luis Modesto Ponce de León, al decir que fueron los fraccionadores los que llevaron a las personas, pero los documentos están desde hace varios años y el comisariado no quiere reconocer los documentos firmados por sus antecesores”, dijo uno de los afectados.

Ayer, los demandados acudieron ante el magistrado Luis Modesto Ponce, para explicarle que ellos quieren que avance el trámite y con la presencia de un notario señalaron la parcialidad del personal del tribunal y se deslindaron de llevar a porros.

Los asesores jurídicos de Eudilia que resultaron golpeados por el grupo de choque  también acudirán el lunes a la Fiscalía General del Estado para presentar su formal denuncia por las agresiones que sufrieron.

Por ello, se sumarán las denuncias penales en contra de los presuntos responsables de la agresión a los reporteros, ahora por parte de los abogados que fueron golpeados para impedir la audiencia.

También el abogado, Gabriel Pizarro, a través de la red social Facebook criticó la forma de actuar del grupo de cholos y la falta de respuesta rápida de la policía municipal de la ciudad capital ante el supuesto apoyo que pidió el magistrado.

Fiscalía investiga a agresores

La Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), abrió una carpeta de investigación contra quien o quienes resulten responsables por los delitos de lesiones, daños, amenazas, robo y ataque a la libertad de expresión, en agravio de un grupo de periodistas violentados en sus derechos durante el ejercicio de su actividad, en la ciudad de Oaxaca de Juárez.

De acuerdo con la carpeta de investigación 6103/VIGE/UELE/2020, el miércoles 19 de febrero, representantes de diversos medios de comunicación realizaban una cobertura informativa en el Tribunal Unitario Agrario, ubicado en la calle de Díaz Quintas, colonia Centro, Oaxaca de Juárez, cuando fueron agredidos físicamente por un grupo de sujetos presentes en el lugar.

Ante estos hechos, personal policial logró la aprehensión de tres personas del sexo masculino y de un adolescente, quienes fueron puestos a disposición de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca para deslindar responsabilidades sobre estos hechos.

Cabe señalar que ante estos actos, la Institución de procuración de justicia dio inicio a una exhaustiva investigación, a través de la Fiscalía Especializada en Investigaciones de Delitos de Trascendencia Social, cuyo personal brinda acompañamiento y atención personalizada a las víctimas.

La Fiscalía General condena y reprueba cualquier acto que pretenda coartar el derecho a la información y a la libre expresión de las y los oaxaqueños. Ninguna persona, agrupación, institución o gremio, puede atentar contra el ejercicio de los derechos constitucionales, tutelados por la ley y las Instituciones.

Asimismo, reiteramos nuestra entera disposición para poner al servicio de la prensa libre, todos los instrumentos legales que brinda el Estado, a fin de proteger su integridad, frente a aquellos que pretendan vulnerar su noble actividad.