Convocan a asamblea en defensa del territorio

Pueblos, comunidades, organizaciones, sindicatos y colectivos se unieron para celebrar mañana la Asamblea Oaxaqueña en Defensa de la Tierra y el Territorio, ante las amenazas y despojos territoriales que violan los derechos de los pueblos indígenas.

En rueda de prensa, la vocera Hilaria López López sostuvo que los pueblos indígenas representan una amenaza a las grandes ambiciones capitalistas, como los proyectos mineros, la privatización del agua y el Megaproyecto del Istmo, hoy llamado Corredor Interoceánico.

“Por eso, nos preguntamos ¿Cómo nos podemos organizar frente a la amenaza y el despojo contra nuestros territorios?, ¿Qué acciones conjuntas proponemos para nuestras luchas?”, asentó.

De este modo, expuso que la Asamblea Oaxaqueña en Defensa de la Tierra y el Territorio será el espacio para escucharse y acordar trabajos encaminados a fortalecer el tejido de sus luchas, debido a la violación de sus derechos en detrimento de su autonomía y de su libre determinación.

“Los pueblos indígenas denunciarán los atropellos y hostigamiento que vienen sufriendo en las regiones para que permitan los proyectos extractivos”, asentó.

Ante esto, llamó a conjuntar sus diferencias y a reunirse para compartir sus sentires y dolores, y platicar de las amenazas y despojos en sus regiones, así como a fin de articularse para defender la vida y sus territorios, con el propósito de generar un plan de acción conjunto.

“Son caminos que propondremos para encaminar con fuerza comunitaria la defensa de nuestros territorios”, anotó.

La portavoz dijo que esta actividad formará parte de las Jornadas en Defensa del Territorio y la Madre Tierra “Samir Somos Todas y Todos”, convocadas por el Congreso Nacional Indígena, el Concejo Indígena de Gobierno y el EZLN, al cumplirse un año del asesinato del activista de Morelos.

Barricada cultural

Los activistas conmemoraron ayer por la tarde el primer aniversario del asesinato de Samir Flores con una barricada cultural, donde se incluyó la elaboración de un mural y un altar colectivo, en las afueras de un domicilio localizado en la esquina de Manuel Bravo, esquina Unión.