Salto ecuestre llega a Oaxaca

Imponente y fabuloso caballo. 1:60 metros de altura tan sólo de las patas hacia su lomo. Pelaje resplandeciente. Y es que para esta disciplina una de las razas idóneas es el Pura Sangre Inglés.

Frente al Lienzo Charro de Tlalixtac de Cabrera ahora hay un nuevo espacio del mundo de los equinos. Poco común, por lo que es una especie de imán, y entonces, es imposible no ser atraída la mirada. Incluso, pareciera de película.

A Oaxaca ha llegado el salto ecuestre, que anteriormente sólo era observado por la televisión.

Aranza y Kaoli Corzo, así como Patt Herrera, quienes pertenecieron al Club del Estado Mayor Presidencial, tras cambiar su residencia a Oaxaca comenzaron a trabajar para contar con una pista que, primeramente, sirvió para la práctica.

Y es que Aranza, quien en el Estado Mayor tuvo a distinguidos entrenadores de Ejército Mexicano como Vicente Peralta y José Antonio Shiumoto, requería de entrenar para sus competencias programadas a nivel regional y nacional.

Pero una vez que se acondicionó este nuevo espacio gracias al apoyo de Javier López Mendieta, esta especialidad comenzó a llamar la atención de integrantes del ambiente ecuestre en la ciudad.

Así, desde hace aproximadamente un par de años comenzó a crearse lo que hoy es el Club Hípico de Oaxaca.

Nuevo talento

Ahora ya se cuenta con un grupo de al menos cinco niños que forman parte de este nuevo equipo oaxaqueño.

Con el entusiasmo y sueño de formar a competidores de alto rendimiento en la especialidad, que en su momento puedan luchar por representar a México en competencias como Juegos Panamericanos y Juegos Olímpicos, trabajan para que crezca este proyecto que ofrece una nueva disciplina.

Aranza Corzo compite en los torneos regionales y nacionales como representante de la Universidad Anáhuac de Oaxaca.

“Es el primer hípico que practica el salto a nivel profesional. Nuestro proyecto tiene la idea de crecer y en este 2020 se pretende asistir a varios eventos.

“Decidimos impulsar este deporte para todos los amantes de la equitación y ahora somos una gran familia ecuestre. El proyecto es grande, queremos crecer como equipo de alto rendimiento representando a Oaxaca”, menciona Patt Herrera en entrevista con Xtremo-NOTICIAS.

Recuerda que no hay edad para el salto ecuestre, se imparte para niños de los seis años, en adelante, ya que sólo deben estar bien física y anímicamente para encarar este reto.

“La Federación Ecuestre Mexicana nos ha arropado, y los equipos de Veracruz, Puebla, Xalapa, de la propia Sedena (Circuito de México-antes Estado Mayor Presidencial), nos han impulsado para seguir asistiendo a las competencias nacionales”, añade.

Aranza Corzo, así como los niños que integran el “semillero” de salto de equitación en Oaxaca, hacen binomio perfecto con el caballo, en una interacción impresionante.