Laguna de Metzabok recupera 90% de su capacidad: Conanp

AGENCIASAGENCIAS

LA LAGUNA DE METZABOK, ubicado en la Selva Lacandona, presenta una recuperación de casi el 90 por ciento luego sufrir una desecación a mediados del 2019.

La laguna de Metzabok, ubicado en la Selva Lacandona, presenta una recuperación de casi el  90 por ciento luego sufrir una desecación a mediados del 2019, dieron a conocer directivos de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

Pese a que el cuerpo de agua en esa importante zona de la selva comienza a verse en su nivel como en años anteriores, existe la posibilidad que de nueva cuenta disminuya una vez entrando el periodo de estiaje, destacó Sergio Montes Quintero, director del Área de Protección de Flora y Fauna Naha y Metzabok.

Tendrían que esperar además que los estudios que se realiza en una grieta detectada  en la parte media de esa zona no tenga relación con ese fenómeno, de ser así se estaría hablando de un nuevo comportamiento en los niveles del agua de la laguna.

Es decir que, en adelante, será normal ver a esa laguna emblemática de la zona lacandona desecándose cada periodo de estiaje por la filtración del agua al subsuelo a través de dicha grieta; será normal verlo con poca agua   en los meses más secos y una recuperación en los periodos de lluvias

Los directivos confían que no suceda así, sólo están a la  espera de los resultados del  estudio que investigadores alemanes realizan a esa grieta, la cual ya existía,  para determinar si se está frente a una modificación de esa zona lagunar.

“Se estudia si existe una posible ampliación de esa fractura que tiene una longitud de 14 metros y una profundidad de tres metros. Si hubo una transformación del manto caliza se puede volver normal esta situación” destacó el director de Nahá y Metzabok.

Los especialistas esperan que las lluvias que se registren durante la próxima  temporada no sean similares a las de años anteriores en las que ha habido un déficit en las precipitaciones, de ser así, la situación podría repetirse.

En conferencia de prensa explicó que fueron las lluvias registradas durante los meses de octubre y noviembre, lo que permitió que esa laguna comenzará a captar agua y recuperar poco a poco su nivel.

“Si estas lluvias no se hubiesen presentado, entonces se estaría hablando de una situación totalmente diferente, es casi probable que esa parte estaría todavía seca y con pocas posibilidades de recuperarse” mencionó.

De no encontrar evidencias que sea la grieta una de las causas para su desecación, se podría calcular que en tres años con condiciones normales de lluvias esta laguna podría recuperar totalmente su capacidad, apuntó.

Descartó que la laguna de Nahá  y otras de tamaños considerables que conforman este complejo lagunar de 80 hectáreas pasen por esa situación, puesto que las investigaciones han revelado que no existe una conexión subterránea entre estas.

Arturo Chorley, encargado del Departamento de Geomática de la región frontera sur de esa comisión explicó que por la desecación de la laguna metzabok se perdieron alrededor once millones 777 mil 577 metros cúbicos de agua, lo que equivale a 11 mil 777 millones 577 mil litros.

Mencionó que por el tipo de suelo, Kárstico, es normal que se presente este tipo de agrietamiento y más cuando  existe una prolongada escasez de lluvias.  La grieta por donde se sospecha se filtró el agua, fue detectada durante los trabajos de monitoreo y supervisión que especialistas realizan en la zona.

“Para que se den una idea de cuál fue la extensión del cuerpo de agua que se secó, imagínense siete veces llenar el estadio Víctor Manuel Reyna o llenar  cuadrante del centro de tuxtla que abarca de la quinta poniente a la quinta oriente y de la quinta sur a la quinta norte, con una profundidad de 20 metros, eso abarca las 87 hectáreas” mencionó.

 

#Metzabok#selva lacandona#CONANP