Con arte, promueve lenguas indígenas

Con una muestra de 105 obras titulada "Ngasundiera Naxín–El mundo de Naxín", el artista plástico oaxaqueño Filogonio Naxín (Mazatlán Villa de Flores, 1986) promoverá el uso de las lenguas indígenas. A esta exhibición la acogerá la Sala de Arte Emma Rizo del Centro Cultural Acatlán de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y cuenta con la curaduría del investigador emérito de esta casa de estudios, Alfredo López Austín.

La exposición se enmarca en los 45 años de la FES Acatlán, UNAM y está integrada por piezas en técnicas de óleo, acrílico, acuarela, collage, así como grabados en punta seca, linóleo, xilografía y monotipos.

Filogonio busca que la comunidad universitaria reflexione sobre la diversidad lingüística y revalore la riqueza cultural que hay en nuestro país. “Es un honor compartir con los universitarios mi proceso de trabajo y mi cosmovisión; cada una de mis piezas representa parte de mi raíz mazateca”, expresó Filogonio Naxín. 

Hace valer la lengua

Con esta exposición, el pintor difunde la pluralidad lingüística de su pueblo, mediante el uso de palabras y frases en su lengua, dentro de los cuadros y/o títulos: “Quiero plasmar parte de mi cosmovisión y mi postura política para darle presencia a la diversidad de idiomas, más en una fecha simbólica en la que tuvieron que morir jóvenes universitarios por hacer valer su lengua”, compartió.  

Al respecto, el historiador e investigador emérito de la UNAM Alfredo López Austín, señala que las palabras o frases en lengua mazateca en las obras de Filogonio Naxín, son “un homenaje a su lengua materna y a las demás lenguas indígenas del país". 

En algunas ocasiones, cuando los títulos están en mazateco y en español, son vías utilísimas para la comprensión emotiva y racional de la obra. En otras, cuando sólo están en mazateco, parecen tener un doble valor en relación al destinatario: si el observador es mazateco, las palabras comunican ideas precisas; si el observador no comprende la lengua, el mensaje es un signo genérico de la afirmación étnica del autor; un “existimos con nuestra propia visión del mundo, tan valiosa como cualquiera”; tal vez con un reclamo de aquellos que tienen que esforzarse tanto para entender la lengua que les es extraña y hegemónica en su propia patria”. 

Expresa el dolor del país

Sobre la diversidad temática en la obra del artista plástico Filogonio Naxín, advierte que en sus cuadros él pinta para “expresar mi presente, mi cotidianidad y en ella hay mucho dolor, mi país y el mundo atraviesan por situaciones tan oscuras, hay tanto dolor de niños, hombres y mujeres, que no podemos ni imaginarnos el infierno por el que tienen que pasar para salir de esta vida; no mueren en circunstancias naturales, sino mueren con todo el dolor que el mismo ser humano es capaz de causarles. Ese dolor que me causa la situación en la que estamos como humanidad, sólo la puedo liberar a través de las líneas; eso para mí es vivir a través de mis cuadros; aunque para llegar a ellos, el dolor y la incomprensión son mis constantes”. 

Para el curador, Naxín es el autor que se ha formado, que ha madurado en la dura sucesión de etapas de vida contrastantes: “En cada etapa ha debido elegir su propio papel, sus propias cargas, y ha encontrado que la diversidad del actuar responsable en el mundo requiere de formas específicas de expresión” y que “ante nuevas experiencias; ante la progresiva adquisición de recursos técnicos; en el diálogo con diferentes destinatarios, responde con nuevas formas de comunicación, las que ha juzgado más eficaces, sin perder el eje original identitario, sus principios éticos y su conciencia de participación responsable”, afirma el doctor Alfredo López Austín.