Ola de inseguridad afecta a La Ventosa

SALINA CRUZ, Oaxaca.- Ante la ola de asaltos que padecen visitantes de la agencia municipal de Ensenada la Ventosa, los pobladores de esta localidad piden mayor seguridad por parte de la Policía Municipal y de la Guardia Nacional, para inhibir la comisión de ilícitos que se ha vuelto recurrente en las cercanías del Faro de Cortés.

Vecinos de Bahía La Ventosa denunciaron la falta de presencia de los guardianes del orden en esa localidad, pues el hecho de que se den a conocer los asaltos ante la opinión pública, genera temor para los visitantes que pretenden acudir a conocer el primer faro que se instaló en el Océano Pacífico, precisamente en esa comunidad.

Vecinos señalaron que quienes se dedican a robar a los visitantes se ocultan en el paraje que conduce a esta localidad, y sorprenden a los visitantes cuando estos intentan arribar al Faro de Cortés que se ubica en la parte alta del cerro, lugar que de por sí se encuentra muy abandonado y a veces ni los lugareños pasan por el sitio.

Con machete en mano, despojaron de sus pertenencias a una pareja hace algunos días, señaló una vecina, quien todavía alcanzó a ver y aseguró que uno de los palaperos les dio unas monedas a la pareja que fue víctima de ese asalto para que se regresaran a sus casas, "lo que no se vale", pues con esto tachan a toda la comunidad de estar en contubernio con los asaltantes.

Detallaron que se sabe a voces que algunos de los ladrones son personas que viven en la misma localidad, y que para satisfacer sus vicios se dedican a robar sus pertenencias a parejas que solas acuden a la zona, pero que por temor a represalias, hasta ahora nadie se ha atrevido a denunciarlos, lo que permite que sigan cometiendo esos ilícitos.

Guadalupe Valdivieso Aguilar, propietaria de una palapa ubicada en cercanías de la playa, enfatizó que estos hechos delictuosos afectan de por sí a toda la comunidad, pues el mote de inseguridad aplica tanto para comerciantes, pescadores y para la misma población en general, lo que genera desconfianza entre los visitantes y seguramente muchos ya no prefieren acudir a la bahía.

Indicó que en un principio, la Guardia Nacional y la Policía Municipal hacían rondines en la agencia, pero que en la actualidad ya no acuden y esto permite que los asaltantes operen a sus anchas en el camino que conduce al Faro de Cortés, por lo que pide la intervención de las autoridades para que tomen cartas en el asunto.

Por su parte, otro de los vecinos señaló que es necesario que el agente municipal, Oziel López, se ponga a trabajar y solicite por escrito al gobierno municipal y a la coordinación de la Guardia Nacional su intervención, pues hasta ahora no ha hecho nada por tratar de sacar del atraso a esta antiquísima localidad que alguna vez fue puerto también.