Despreocupa a municipio de Oaxaca el medio ambiente

ArchivoArchivo

A pesar que en abril de 2019, el Congreso de Oaxaca prohibió la venta, distribución y empleo de unicel y popotes, el edil capitalino, Oswaldo García Jarquín, declaró que “es un asunto que aún no llega a la presidencia municipal”.

De acuerdo con lo establecido por la 64 Legislatura, las autoridades municipales tenían un plazo de 6 meses para incorporar en sus reglamentos las sanciones para quienes incumplan con lo establecido en la ley.

Sin embargo, aunque el Presidente Municipal aseguró que su administración es pro-ambientalista y resaltó estar preocupado en el tema, prefirió no hablar de ello: “No me gusta hablar de temas que no tenemos claros cuáles serán los objetivos”.

Reiteró que uno de los principales proyectos en cuanto al cuidado del medio ambiente es la recuperación del río Atoyac, la cultura del reciclaje y “trabajar con las nuevas generaciones, lo cual es un asunto prioritario en la agenda y en el Plan Municipal de desarrollo”, pero admitió que aún no tienen calidad.

Cabe destacar que apenas en 2018, el municipio de Oaxaca de Juárez prohibió el uso de unicel, y aunque los comercios de venta de comida dejaron de entregar alimentos calientes en utensilios de este tipo, muchos negocios optaron por sustituirlo por plásticos.

Separación de basura, sólo en propuesta

Otro tema que se le cuestionó es si se impulsará algún programa o multa para hacer un hábito común la separación de basura, sin embargo, señaló que no han impulsado acciones de manera formal.

“Existe separación y pepena en el tiradero municipal de Zaachila, pero no hemos impulsado algo de manera formal. No servirían acciones así, si los ciudadanos van al tiradero”, señaló.

Destacó que un proyecto que se está proponiendo en cuanto a la recolección de basura que se genera en el municipio capitalino es la creación del Centro Integral de Residuos, “que es una buena posibilidad para cerrar el círculo de reciclaje, pero es algo que avanza lentamente”.

García Jarquín manifestó que es una propuesta que hizo el gobierno estatal, por lo que están esperando que se haga de manera formal, pero en cuanto a las acciones como municipio su objetivo es pasar de un tiradero a un relleno sanitario.