Pide Arzobispo detener feminicidios

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

El arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos pidió ayer a los católicos mirar con amor, misericordia, bondad, justicia y  ternura a las mujeres, como las mira Dios, para detener la violencia feminicida.

“Esto, no es extraño en nuestra tierra de Oaxaca”, asentó.

En la homilía de la misa oficiada en la catedral de Nuestra Señora de la Asunción, el pastor religioso afirmó que las mujeres han protestado recientemente en las calles, porque para el hombre ha sido fácil acabar con su vida, no solamente en esta ciudad, sino en diferentes pueblos de la entidad.

“Por eso, en estos días, hay muchas manifestaciones muy duras de las mujeres”, señaló.

Hay hombres –asentó–, que odian a las mujeres hasta el grado de violarlas, torturarlas y asesinar, a pesar de que su cuerpo es el templo de Dios.

“Profanan un cuerpo sagrado, porque eso es, la mujer es un templo de Dios”, anotó.

De hecho, subrayó que en Oaxaca y en el resto del país se asesina a las mujeres por nada, solamente por ser mujer.

“No sé ni por qué odian a la mujer”, remarcó.

Además, destacó que los hombres han dejado de mirar con respeto la belleza de Dios en el rostro de la mujer, porque la han convertido solamente en un objeto de placer.

“Sólo miran sexo en las mujeres y por eso, ellas se quejan que los hombres las desnudan con la mirada”, anotó.

Resaltó que la mujer percibe cuando se mira con limpieza, ternura, amor y respeto, pero también cuando la mirada esconde otros instintos.

“Qué duro es que una mujer se sienta desnudada por la mirada de un hombre”, apuntó.

Ante esto, demandó  valorar y respetar a todas las mujeres.

“¿Acaso sus padres no los enseñaron a respetar a las mujeres?, ¿no los enseñaron a respetar a sus hermanas?”, cuestionó.

También, llamó a los creyentes a respetar a sus hermanos, sin importar su condición social, su preparación académica y su origen, así como por ser hombre o mujer.

“No desprecien a nadie porque son mestizos, indígenas o negros, no desprecien al que vive en la montaña, al que habla otra lengua”, suplicó.

Vázquez Villalobos dijo que los católicos necesitan enderezar sus pasos, porque van por el camino equivocado y haciendo mal uso de la libertad al esclavizarse en miserias, en pecados,  en vicios, en desorden, en injusticias, en fraudes y en robos.

“Todo eso no es agradable a los ojos de Dios, no los lleva a vivir la santidad”, apuntó.