Reeligen a dirigente de sindicato cervecero

TUXTEPEC, Oaxaca.- A raíz de la revisión del contrato colectivo de trabajo, en asamblea extraordinaria la base trabajadora del sindicato de cerveceros eligió por tres años más al actual secretario general, Andrés Santiago Parada, que desde hace diez años está al frente del gremio.

La reelección se dio en el marco de la revisión y con el objetivo de que pueda llevar a cabo la negociación contemplada para el 22 de marzo en la Ciudad de México, que en caso de no lograrse, estallaría la huelga el 31 a media noche. 

Aunque el cambio de comité está contemplado en junio, adelantaron el proceso; la decisión fue sometida a la base, que aceptó y acordaron respaldar al dirigente para seguir al frente por tres años más.

El secretario general enfatizó en la asamblea extraordinaria; ante toda la base trabajadora leyeron el pliego petitorio en donde se notifican los puntos de acuerdo que se van a revisar para las mejoras del contrato colectivo.

La comisión revisora dio lectura y la base trabajadora decidió tener la seguridad de la presencia del secretario general en la negociación con la empresa y tomó la decisión de que esté al frente por otros tres años.

Santiago Parada enfatizó que al frente del sindicato ha logrado incluir más prestaciones al contrato colectivo y se ha mejorado  el salario de cada uno de los trabajadores, motivo por el cual todos estuvieron de acuerdo en la reelección y lo apoyaron en el emplazamiento para la revisión del contrato.

Por los cambios en la reforma laboral primero tienen que hacer la asamblea extraordinaria para informar a la base y decidan  si están de acuerdo en emplazar y ellos tienen que tomar la decisión y avalar el pliego petitorio para el emplazamiento.

Después, el comité deposita el emplazamiento, pero ya con la firmeza de que la base trabajadora está de acuerdo en la  revisión del contrato, incluso ya tienen el expediente y la fecha en que deben presentarse en la Junta Federal.

El secretario reiteró que los procedimientos cambiaron, incluso el proceso para emplazar, pero la negociación se lleva a cabo hasta el último minuto antes de estallar la huelga el 31 de marzo a media noche, si es necesario.