Invaden laguna Biahuidó' en Juchitán

Un grupo de personas ha invadido una parte del sitio arqueológico conocido por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) como Laguna Zo’pe’ o Biahuidó’, ubicado al sur de la ciudad en la Octava Sección de Juchitán de Zargoza.

La afrenta

Los invasores han montado un campamento como de una docena de individuos y se han resguardado bajo un stand.

Hace unos días, los vecinos informaron del asentamiento de estas personas y del uso de maquinaria para “limpiar” y convertir el sitio en una colonia popular.

La zona invadida está a una metros de la carretera Transístmica y es un terreno de uso común y en donde existe exactamente la laguna que le da nombre el sitio y en donde en tiempos de mucha lluvia nacen nenúfares.

Los esfuerzos

Hace cinco años, un Comité de rescate de la laguna Biahuidó’, integrado por vecinos de la Colonia Las Flores anexa al sitio y campesinos que tienen tierras de cultivo en la zona, horadaron de forma superficial la zona de la laguna, sin afectar los tubérculos de las plantas nativas del lugar y se retiraron los escombros y las envases de vidrio que una empresa iba a tirar por años a la zona.

Los trabajos formaron parte de un proyecto que recibió apoyo oficial y que tuvo el asesoramiento del biólogo Alfredo Saynes. Curiosamente se levantó el escombro que se tiraba en la laguna por parte de un grupo político para emparejarlo y poder asentar en él una colonia, pero los del comité intervinieron para en un futuro se convierta en un parque ecológico para la ciudad.

Restricciones 

Un espacio que colinda con la laguna, propiedad del Ayuntamiento, iba a ser utilizado como panteón municipal pero el INAH intervino y clausuró las obras por hallarse en el perímetro del sitio arqueológico en el año 2018.

La colonia Las Flores y la colonia popular Zapoteca son dos de los asentamientos urbanos que está dentro de la zona delimitada por el INAH, así como los campos de cultivo y pastoreo.

Ante esta invasión se ha reportado del asentamiento a la dependencia federal para que tome cartas en el asunto.

Joya arqueológica

Biahuidó’ o Laguna So’pe’ es una zona arqueológica de las más importantes de la región del Istmo al ser uno de los más antiguos asentamientos humanos de todo el estado, mas que Guie’ ngola y Monte Albán.

Del trabajo del arqueólogo Agustín Delgado se desprendió que el sitio fue un paso natural para la comunicación entre las culturas del centro de México y la de Valles Centrales, con las culturas de Centroamérica y Guatemala, como la cultura teotihuacana y la de los mayas.

Según Agustín Delgado, en la zona arqueológica de Laguna So’pe’ se asentó una cultura 950 años antes de Cristo (conocido como Preclásico Medio) y abandonaron el lugar 200 años después de Cristo (Protoclásico), más de mil años según el tiempo calculado siguiendo la técnica de la escaligrafía.

La laguna invadida colinda con la zona de montículos que según los trabajos arqueológicos fueron adoratorios.

Hace 18 años, el arqueólogo Roberto Zárate Morán realizó un dictamen arqueológico del sitio y delimitó un polígono de 59 hectáreas, con base en esto, el INAH notificó a los dueños de los terrenos que están dentro de la delimitación que para realizar cualquier obra tienen que pedir autorización al INAH.

Según el dictamen del desaparecido arqueólogo Zárate Morán, el Sitio Laguna Zope “representa para la arqueología mesoamericana y oaxaqueña, un sitio de mucha importancia debido a que fue uno de los asentamientos de mayor magnitud en la época preclásica de 1300 a. C. a 300 d. C. En este tiempo se destacó como centro rector al sur del Istmo”.

El arqueólogo destacó la importancia del lugar para futuros trabajos dedicados a conocer más detalles del sitio y por la que el INAH no permite que sea tocado: “guarda en sus entrañas infinidad de materiales como cerámica, lítica, entierros, figurillas, mica y otros que darán pautas para rehacer la historia de este pueblo desaparecido”.