Le aplican a hombre la Ley Olimpia en Oaxaca

A 7 meses de que en Oaxaca la violación a la intimidad sexual -ciberviolencia, pornovenganza o compartir el pack- fuera tipificada como delito, a través de la también llamada Ley Olimpia, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) logró obtener la prisión preventiva oficiosa contra un joven que exhibió fotografías y videos íntimos de su exnovia.

“Esto abre una ventana para reivindicar la lucha y seguir trabajando con más mujeres a favor de nuestros derechos y nuestra seguridad en el espacio cibernético”, indicó Mary Trini, integrante de la colectiva feminista que impulsó la tipificación del delito en Oaxaca y que ha dado acompañamiento a mujeres víctimas de este delito.

El hecho, que calificó como histórico, debe motivar a las mujeres que han sido víctimas de este delito a denunciar penalmente. 

En diciembre del año pasado, a 5 meses de tipificado el delito de violación a la intimidad sexual, se habían presentado ya 12 denuncias ante la FGEO.

Primer vinculado a proceso 

El pasado miércoles con la vinculación a proceso, la denunciante identificada como J.R.R, señaló que al terminar la relación con J.M.L.P. éste la amenazó con difundir videos íntimos si no accedía a sostener relaciones sexuales con él. Ella se negó y su expareja exhibió las imágenes.

Tras la denuncia y con elementos que demostraban el delito, J.M.L.P fue aprehendido por agentes estatales de investigación cuando caminaba sobre la carretera a Nazareno, Santa Cruz Xoxocotlán.

En la audiencia del 11 de febrero de 2020, el imputado se acogió al término constitucional y que fenece este 16 de febrero. Mientras tanto, el juez de control decretó prisión preventiva oficiosa como medida cautelar en tanto se resuelve su situación legal.

El anterior constituye el primer caso de Oaxaca en el que una persona es vinculada a proceso tras la aprobación de la Ley Olimpia. 

El Código Penal de Oaxaca sanciona hasta con 8 años de cárcel a aquella persona que "por cualquier medio divulgue, comparta, distribuya, publique y/o solicite imágenes, audios o videos de una persona desnuda parcial o totalmente de contenido íntimo, erótico o sexual, ya sea impreso, grabado o digital, sin el consentimiento de la víctima".

Éste caso sienta un precedente que abre la posibilidad a que se sume otro cargo más a Juan V.C., señalado como autor intelectual del ataque con ácido contra la saxofonista María Elena Ruíz Ortiz. Y es que en esta semana fueron difundidos videos y audios con contenido sexual que violentan la intimidad de la joven.