Alertan por riesgos sísmicos en el Centro de Oaxaca

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

Integrantes del Colegio de Urbanistas del Estado de Oaxaca previnieron a la ciudadanía sobre la vulnerabilidad de los edificios y construcciones del Centro Histórico de Oaxaca, principalmente por los sismos y modificaciones de las estructuras.

En entrevista después de ofrecer una ponencia sobre los sismos, el ingeniero Javier Barroso Limón, integrante y expresidente de este colegio indicó que la vulnerabilidad sísmica se refiere al daño que le puede causar un sismo a un inmueble, por lo que recomendó reducir esa vulnerabilidad; "hay que realizar una serie de acciones que involucran tanto al gobierno como a la ciudadanía, en general".

Explicó que la colaboración entre ambas instancias puede hacerse a través de los colegios (de urbanistas), los cuales pueden ser el medio para lograr ese vínculo.

Agregó: "todas las casas, al menos en el Centro Histórico, son muy antiguas; más de doscientos o trescientos años. Yo creo que en la generalidad no sabemos cómo fueron construidas; sin embargo, han permanecido durante varios siglos".

Edificios antiguos

Explicó que "muchas edificaciones fueron reconstruidas y otras son adaptadas para el comercio. Eso implica que de repente empiezan a tirar muros que son el sustento de esas viviendas, o de esas casas, y eso hace que puedan ser heridas; poder ser herido es vulnerabilidad y el sinónimo de vulnerable es la posibilidad de tener una herida".      

"La intención es dar a conocer la posibilidad de que efectivamente hemos tenido sismos y vamos a seguir teniéndolos. La situación es que siempre se atiende el desastre; para eso sí hay dinero, pero para atender (las afectaciones) no hay dinero porque no da presencia política, quizá no ocurre; es algo a lo que no le ponemos mucha atención", dijo Barroso Limón. 

"Si le pusiéramos la debida atención a la prevención nos ahorraríamos mucho. Posiblemente los desastres y muchos daños y los costos serían mucho menores", expuso el ingeniero.

Refirió que estas medidas de prevención tienen que ver con reducir su vulnerabilidad "¿cómo? Revisando esas construcciones. Eso lo tiene qué hacer Protección Civil, en el caso del Municipio y del estado, quizás con la ayuda de los colegios, si es que están interesados al respecto. Me refiero a  coordinarse con las autoridades y que diga el propio ciudadano: quisiera saber en qué condiciones está mi casa, ¿qué se puede hacer? ¿qué puedo hacer yo en lo particular y qué puede hacer el gobierno?".

Abundó que se han centrado en alertar sobre los daños al Centro, pero la prevención es para toda la ciudad.

Terremoto de 1931

Relató sobre los daños sufridos en el Centro por el sismo de 1931 y recordó que entonces vino a la ciudad el director de cine ruso Sergei Eisenstein, por invitación del entonces presidente de México, Pascual Rubio, para hacer un documental llamado "Viva México".  

Sin embargo, estando en el país, el director se entera del terremoto en Oaxaca y se traslada hasta aquí para tomar fotografías y el documental es muy interesante pues retrata la situación de la ciudad a 3 o 5 días del sismo.

Destacó que como ciudadanos nos deben interesar los sismos porque estamos en una zona telúrica: “debemos saber qué cosa es un sismo, cuál es la magnitud y cuál es la intensidad y diferenciar estos dos conceptos, hablar de alerta sísmica, cuánto tiempo disponemos para reaccionar”.

"Lo que sucede es que el espíritu de los reglamentos es minimizar los daños privilegiando la vida; es la esencia o espíritu de un reglamento. No es posible decir: como ya revisé tu casa, no le va a pasar absolutamente nada, independientemente de la magnitud del sismo. Lo que se busca es mitigar, lo más posible, los daños", indicó.

"Si hablamos del Centro Histórico, el valor arquitectónico que tiene es muy valioso, entonces no podemos permitir que sea destruido", dijo.

Por último, recordó que desde 1931 no se ha tenido un sismo de magnitud similar a la que tuvimos ese año, y en cuanto a intensidad. “En Tehuantepec tuvimos un sismo de 8.2 de intensidad, pero la intensidad en Oaxaca no fue de 8.2: la intensidad en Oaxaca se puede tomar como moderada o un poco fuerte y esa es la diferencia. No hemos tenido daños porque afortunadamente el epicentro ha estado lejos de la ciudad y no cerca".