Pedro de Aragón retrata la naturaleza

¿Dónde nació?

El pueblo de San Mateo Río Hondo, Oaxaca, un lugar  montañoso con variada vegetación y de clima muy frío, fue  el hogar donde viera la primera luz el artista Pedro de Aragón, quien realizara sus primeros estudios en su pueblo natal; en forma  ya avanzada busca salir  del lugar para inscribirse en la Facultad de Arquitectura de la Universidad  Autónoma Benito Juárez de Oaxaca.

A través de su profesión, se da cuenta que tiene dotes  para la pintura; en esa forma va adquiriendo el conocimiento, que se vuelve autodidacta. El nos expresa: “El haber nacido en  las cunas arboladas, correr por la hojarasca, jugar en los ríos, jugar en el patio recién mojado por la abundante lluvia, me dieron derecho y la potestad de retratar a la naturaleza; para que el mundo vea  y crea que si no actuamos conscientemente con responsabilidad, todo lo que vemos, un día será  historia”.

 Pedro de Aragón, en su obra plástica, nos transporta a una experiencia única  en un entorno en el que la majestuosidad  de la montaña  se percibe en vastas extensiones arboladas, donde los halos de la luz se filtran y crean tonalidades en alta intensidad en su atmósfera.

Inmerso en un entorno natural, arrullado por los pájaros con sus distintos  trinos, este artista en cada obra erige un monumento a la vida y qué decir de las formas; más todo lo que reconoce en las nubes y en las composiciones cromáticas  que el cielo genera, con naranjas azules, amarillos atardeceres  que embriagan a cualquier espectador que visite este  hermoso lugar del paisaje  oaxaqueño.

Pedro de Aragón nos ofrece un viaje a un paraíso  terrenal por medio de sus obras, que tienen la esencia de los bosques, las plantas, el agua  y ese azul purísimo cielo que se puede percibir en  cada pincelada depositada  sobre el lienzo,  con una destreza milimétrica, con la iluminación perfecta, de modo que cuando  observamos  las obras, podemos observar la niebla tocando  o los restos de la  humedad con los pies.

La pintura, para Pedro de Aragón, es una forma  de vida, ya que él dice: “mis ojos son  el lente por el cual la naturaleza y su belleza  entran en contacto con mi alma; yo no pinto paisaje, yo retrato a la naturaleza; cada una de sus cualidades perfectas, las nubes, los árboles, atardeceres, arroyos, senderos,  veredas, dan vida  a cada una de mis obras, porque en cada pincelada invierto mi propia vida. Pintar es mi lenguaje, es la manera en que expreso mis emociones y sentimientos, a través de cálidos fríos".

     Creatividad

    De Aragón, a través de sus pinturas quiere crear una conciencia para salvaguardar  los paisajes, al mismo tiempo  mostrar ante los ojos de la sociedad, parte de los magníficos modelos  que posan ante  su ventana, a la intemperie de su comunidad o región, porque para el artista pintar significa existir, vivir, porque solo en el lienzo  encuentra paz y libertad.

Sus exposiciones  se han llevado a cabo en diferentes lugares como: Guerrero, Chiapas, Veracruz, Tabasco, Yucatán, Quintana Roo, Campeche, aquí en Oaxaca  y en su distrito Miahuatlán de Porfirio Díaz. Una de las exposiciones trascendentales es la llevada a cabo  en el Senado de la República, al lado de las obras de los famosos Francisco Toledo, Rodolfo Nieto y Sergio Hernández.

    Crítica

   Pedro de Aragón, a través de su obra pictórica, está creando una conciencia para salvaguardar estos paisajes.