7 de cada 10 migrantes sufre de daños mentales en México: MSF

AgenciasAgencias

MÉDICOS SIN FRONTERAS (MSF), una organización internacional con presencia en seis estados de la República, brindó consultas psicológicas en México a 3 mil 695 migrantes entre enero de 2018 y septiembre de 2019.

Médicos Sin Fronteras (MSF), una organización internacional con presencia en seis estados de la República, brindó consultas psicológicas en México a 3 mil 695 migrantes entre enero de 2018 y septiembre de 2019, e identificó que siete de cada diez presentaban daños a su salud mental por la violencia a la que se enfrentan en la ruta migratoria.

Según el informe “Sin Salida”, presentado esta mañana por MSF, el 72.8 por ciento de los migrantes presentaron daños a su salud mental luego de ser víctimas de amenazas, reclutamiento forzado (por parte de bandas delictivas), tráfico de personas, discriminación, el asesinato o desaparición de un familiar, o presenciaron acto de violencia.

Mientras que otro 24.7 por ciento padeció estos problemas al enfrentar agresiones, violencia sexual y tortura.

Aunque la organización internacional dijo que no pretende asegurar que todos los migrantes atraviesan esta situación, sí expresó que las cifras “permiten visualizar una fotografía veraz de la realidad a la que se enfrentan cientos de miles de personas cada año”.

De todas las personas que presentaban daños a su salud mental, 42 por ciento tenían síntomas de ansiedad; 35 por ciento de depresión; 10 por ciento postraumáticos, y el resto presentó otras sintomatologías.

“Los golpes, las heridas producidas con diferentes tipos de armas, el secuestro y la violencia sexual tienen un considerable impacto tanto en la salud física como mental de las personas afectadas, que no está siendo abordado en toda su dimensión por las autoridades e instituciones de salud en México. Las secuelas en caso de violencia extrema pueden tratarse, aunque en ocasiones no lleguen a cicatrizar”, señaló el estudio de la ONG.

En el documento de MSF también se lee que los migrantes enfrentan otras complicaciones en su salud al tratar de llegar a Estados Unidos, por ejemplo, infecciones respiratorias, afecciones cutáneas y problemas osteomusculares agudos.

De igual forma se sabe que menos del 40 por ciento de los pacientes de MSF, y que principalmente provenían de Honduras, Guatemala y El Salvador, fueron atendidos por el sector salud de nuestro país.

“La población solicitante de asilo y migrante centroamericana se encuentra sin salida, atrapada por una combinación de barreras que suponen un riesgo para la salud tanto física como mental. Los gobiernos regionales han fracasado a la hora de asegurar un marco legal efectivo y aplicar políticas que garanticen la asistencia y protección de estas personas”, mencionó el informe.

ENFRENTA VIOLENCIA MÁS DEL 50% DE MIGRANTES

Para realizar su estudio, MSF también encuestó a 480 migrantes e identificó que el 57.3 por ciento de los extranjeros estuvieron expuestos a algún tipo de violencia a lo largo de la ruta migratoria.

Durante su paso por México, el 39.2 por ciento de los migrantes sufrió un incidente de asalto con violencia y el 27.3 por ciento amenazas o extorsión. Sobre estos datos, MSF informó “se sabe que los números son mucho más altos que los oficiales, ya que muchas víctimas no denuncian por miedo a represalias o dada la existente corrupción y desconfianza en el sistema”.

Aseguró que en el norte de México el secuestro por dinero ha ido al alza en los últimos años, además de que el delito es acompañado por violencia física y sexual: “La modalidad de ‘secuestro exprés’ es utilizada contra aquellos que viajan con dinero en efectivo o tienen contactos en Estados Unidos.

Las víctimas se ven forzadas a entregar lo que llevan encima o transferir sumas de a veces unos 2 mil o 3 mil dólares estadounidenses en un corto período de tiempo”.

Asimismo, la ONG detalló otros usos que las bandas delictivas le dan a los migrantes: “Algunos de nuestros pacientes reportaron haber sido secuestrados durante un largo período para trabajos forzados, explotación sexual o reclutamiento por bandas criminales, esto último utilizando a personas de la misma nacionalidad que las víctimas, para así favorecer la identificación y extorsión”.

“SIN SALIDA”, MILES DE MIGRANTES EN MÉXICO: MÉDICOS SIN FRONTERAS

Sin salida es como se encuentran miles de migrantes que salen de su país de origen y llegan a México para intentar alcanzar “el sueño americano” en Estados Unidos. Y es que los hechos de violencia se han incrementado en su paso por territorio mexicano a grados de crueldad y salvajismo.

Así lo documentó la organización Médicos Sin Fronteras (MSF) que presentó el informe “Sin Salida. La crisis humanitaria de la población migrante y solicitante de asilo atrapada entre Estados Unidos, México y el Triángulo Norte de Centroamérica”.

La causa de la emigración, indicó Sergio Martín, de MSF, sigue siendo la violencia que se genera en naciones como Honduras o El Salvador. Pero el problema, de ha incrementado al llegar a México, que hoy día es un país más inseguro.

“México no es un país más seguro, hoy, no es más amigable además de que la política migratoria es más dura”, indicó.

El informe se dio a conocer en conferencia de prensa en la cual se indicó que los datos obtenidos fueron a través de consultas que Médicos Sin Fronteras da en distintas partes de México.

Los secuestros, las extorsiones, ataques sexuales y las redadas son los principales hechos de violencia que tienen que enfrentar los migrantes.

Pero los hechos, indicó Sergio Martín, se agravan con la política migratoria implementada por Estados Unidos y aceptada por México Centroamérica.

La organización civil cuestionó el hecho de que el gobierno de Estados Unidos, a través del programa Quédate en México, deje a migrantes en Tamaulipas, una entidad con altos niveles de violencia que la misma administración de Donald Trump califica como peligrosa.

Néstor Rubiano destacó que un enorme porcentaje de la población migrante, que es atendida por Médicos Sin Fronteras, presentan altos niveles de estrés post traumático, debido a las situaciones de violencia que viven desde su país de origen hasta llegar a México.

“Viven una real crisis humanitaria en México”, declaró.

Lo que Médicos Sin Fronteras pide es que los gobiernos de Estados Unidos, México y Centroamérica apliquen políticas migratorias dirigidas a atender a las personas, respetarles sus derechos humanos.

#migración