Atacantes de saxofonista eran albañiles en obra de ex diputado

Les habría pagado 30 mil pesos por atentar contra María Elena

Las dos personas, actualmente encarceladas y procesadas por el delito de tentativa de feminicidio contra la saxofonista María Elena Ríos Ortiz, habrían trabajado como albañiles en la construcción de una gasolinera de J.A.V.C ubicada en la capital de estado.

De acuerdo con fuentes cercanas al caso, Ruvicel H. R. quien fue la segunda persona detenida por el ataque con ácido en contra de la saxofonista María Elena Ríos Ortiz, estableció relación laboral con el ex diputado a partir de que contratistas acudieron a la Central de Abasto a buscar albañiles y chalanes para la obra.

Lo anterior habría ocurrido a mediados de abril de 2019 y por esas mismas fechas Ruvicel conoció al hijo de Juan Antonio V. C, a otra persona cercana al mismo a quien le apodaban “El Gordo” y al empresario gasolinero de quienes se ganó su confianza.

Después de un tiempo dejó la gasolinera pero posteriormente regresó junto con su papá Ponciano H.Y buscando de nueva cuenta trabajo como albañil.

Fue ahí cuando habría recibido la instrucción de Juan Antonio V. C a través de El Gordo, el hijo del empresario, para que viajara a Huajuapan de León a ejecutar la acción delictiva en contra de María Elena Ríos Ortiz.

La órden habría sido directa para que atacara con ácido a la joven, delito por el cual habrían cobrado 30 mil pesos.

Ruvicel H.R, fue detenido la noche del 25 de diciembre en cumplimiento a una orden de aprehensión.

Él, quien había viajado a Huajuapan en compañía de su padre, lanzó ácido a María Elena Ríos el 8 de septiembre. El sujeto conocía a María Elena por medio de fotos y contaba con información para saber el lugar donde se encontraría al momento del ataque, por lo que después de cruzar unas palabras con ella la roció con el ácido en cara y cuerpo.