Piden cuentas a exlíder de jubilados

La Unión Estatal de Jubilados y Pensionados (UEJP) de la Sección 22 del SNTE demandó ayer a la Asamblea Estatal llamar a cuentas a su ex secretario general, Luciano Guzmán Cueto, por las irregularidades administrativas y financieras durante su gestión.

“Esa fue la decisión mayoritaria de los compañeros, porque no se puede permitir el abuso de poder y corrupción”, afirmó el actual dirigente Juan Everardo Martínez García.

Expuso que el exsecretario general está obligado a presentar un informe de sus actividades al frente del Comité Ejecutivo de la UEJP, por disposiciones estatutarias, sobre todo, debido a las dudas surgidas por su desempeño.

Subrayó que Guzmán Cueto fue destituido en octubre del año pasado, junto con el resto del Comité Ejecutivo, por anomalías detectadas durante su gestión.

Subrayó que el exsecretario general y el exsecretario de Finanzas, José Luis Sánchez Hernández no rindieron un informe sobre el uso de las cuotas de más de un millón de pesos recabadas en el 2018 y de 346 mil pesos recaudados durante los primeros meses del 2019.

“Si bien, se utiliza una parte del dinero para gasto corriente, se desconoce en qué se usó la mayoría”, dijo.

Destacó que Guzmán Cueto y el exsecretario de Gestoría, Marciano González Torres, tampoco ofrecieron alguna información sobre las hojas de préstamo concedidas por el ISSSTE, porque no fueron entregadas a las bases de la UEJP.

“Hubo grandes irregularidades”, señaló.

Mencionó que el exsecretario general aparentemente sustrajo una computadora, expedientes y muebles de las oficinas de la UEJP, porque no han podido ser localizados.

“Son cosas que no se han encontrado”, recalcó.

Apuntó que la Asamblea Estatal está obligada a llamar a Guzmán Cueto a rendir cuentas por todas las anomalías presentadas durante su encargo.

Demandó a la Comisión Política no reconocer a la organización creada por el ex secretario general, como nueva delegación sindical de jubilados y pensionados, por su pretensión de dividir a la UEJP.